DE VOLEA

Diego Forlán fue víctima de la política

Daniel Rosa

Debuta Mario Saralegui al frente de Peñarol y llegó con fecha de caducidad: 31 de diciembre. Ese día, salvo que salga campeón interestelar, dejará de ser el técnico aurinegro. El presidente Jorge Barrera lo puso allí luego de cesar a Diego Forlán, pero hoy no hay consejero aurinegro dispuesto a mantenerlo luego de que termine el mandato del actual titular.

Bien podría decirse que Forlán fue víctima del año electoral. Si estuviéramos en 2019 hubiera sido bancado en una votación por la dirigencia, como fue respaldado Diego López en momentos en que obtenía resultados tan poco positivos como los que sacó “Cachavacha”. La cuestión fue que, en año de votación, le soltaron la mano a Barrera.

“Lo nombraste vos, echalo vos. Nosotros te apoyamos en la decisión que tomes”, le dijeron mientras reculaban. Ningún consejero quería que lo señalaran por levantar la mano para cortar un ciclo que recién iniciaba. Y, a la muestra de cómo reaccionaron los hinchas en las redes sociales, políticamente fue una decisión acertada, porque los palos se los llevó el presidente, quien no irá por la reelección.

Es por eso que Forlán y su proyecto fueron víctima de la política, no de los resultados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados