ENTREVISTA

Diego Forlán: "El papel del jugador ha cambiado, es otro y eso es bueno"

"Cachavacha" hizo un alto en sus vacaciones y habló de todo con Ovación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Ricardo Figueredo.

Diego Forlán disfrutaba de unas tranquilas vacaciones en la chacra familiar de Solanas, con casi nada de fútbol, bastante tenis y mucha playa. Pero todo cambió cuando se supo que Peñarol quería tentarlo para que regresara. Su celular enloqueció. Directivos, técnicos, allegados y hasta algunos jugadores del plantel lo llamaron para intentar convencerlo. Lo mismo pasó con los hinchas en las redes sociales. Él afirma que su etapa como aurinegro está cerrada, pero en el club aseguran que con ellos no fue tan categórico y se ilusionan con convencerlo para que vuelva.

-¿Qué hacés en las vacaciones?

-Estoy muy tranqui. Hago playa y en la chacra juego al tenis o al padel. Al fútbol no. Siempre hay partidos que organiza mi padre y juega mi hermano con amigos, pero yo no; es como que necesito un descanso. Puede ser que me meta alguna vez, depende de quién venga. Lo que sí hago es utilizar la cancha para entrenar, con mi viejo y mi hermano, a otra hora, de mañana, porque los partidos son de tardecita.

-¿O sea que estás entrenando?

-Me tomé unos días, pero siempre sigo entrenando de alguna forma. Hago tenis, o corro o hago un poco de gimnasio, pero le di un respiro al fútbol. Tampoco he jugado golf, salvo el otro día en el torneo de Alejandra, porque el golf te lleva cuatro horas y es algo que hago todo el año. Prefiero ir a la playa.

-¿Dónde bajás?


-A veces a El Emir, porque está la familia de mi mujer y amigos, o en Solanas, acá cerca de la chacra.

-¿A Martín le gusta el agua o le tiene miedo?

-Le gusta, ya se mete. Empezó a caminar a los 9 meses y se mete en la orilla. A veces la ola lo tira y come arena como todos los nenes. Y se vuelve loco cuando ve una pelota de fútbol o un perro en la playa. Se va y tenés que ir caminando atrás. Es gracioso, nunca le habíamos regalado una pelota y empezó a jugar con la de los tres goles que hice en India y le encantó. La encontró en el hotel y empezó a jugar.

-¿Qué va a pasar con tu futuro?

-Por ahora lo único que tengo es que el 27 voy a ir a la fiesta amarilla del Barcelona de Ecuador, que me invitaron. He tenido ofertas de diferentes lados, pero nada que me motive. Además, tengo que tener en cuenta el nacimiento de mi hija en mayo, hay que ver donde y cuando porque ya no es lo mismo. Además, cuando terminé el contrato en India, los dueños del club me hablaron para que volviera. La idea es mantener a la mayoría del equipo. Y me encantaría. El nivel se va a mantener porque allá podes contratar todos los extranjeros que quieras, pero en ancha puede haber seis y eso hace que el nivel sea bueno. Las canchas son divinas y hacen un show tipo Inglaterra o Estados Unidos. Los estadios están siempre llenos. Todo depende de que no sea tan largo, porque había un rumor de que la temporada se podía extender a seis o siete meses y eso en hotel con la familia es complicado. Pero tres meses y medio está bien.

-¿Qué dejó la experiencia en India?


-Fue una de las experiencias más lindas de mi carrera. Por la gente, el club, los compañeros, todo fue espectacular. El técnico Guimaraes, el costarricense, un crack. Por ejemplo, con Martín la gente era increíble. Los mozos, los chefs, todo los agarraban, se lo llevaban a pasear mientras nosotros comíamos. Y mismo los compañeros. El enano se iba con todos, era la mascota del hotel. La convivencia fue espectacular y el fútbol divino. Mi mujer pasó bien y Martín también, el combo resultó bárbaro. Capaz que ahora con dos hijos, es diferente. Además, éramos el mejor equipo, pero viste como es el fútbol, no siempre gana el mejor y en las semifinales marchamos. Estuvimos a un paso de jugar la final y nos quedamos todos con la sangre en el ojo. Entonces queremos volver.

-¿Y si surge algo de China, que hoy está tan de moda, o de Estados Unidos, que siempre te gustó?

-Estoy abierto a la mejor oferta, a lo que venga. Pero como está la posibilidad de volver a India, aunque todavía no firmé nada, eso me tiene muy tranquilo. Si no viene nada que me entusiasme, vuelvo a India. Tengo ganas de seguir jugando.

-¿Y lo de Peñarol?, que se habló tanto en estos últimos días.

-Jugué en Peñarol y fui Campeón Uruguayo que era lo que quería. Más allá de la polémicas que tuvimos todo el año. Y de las cosas que pasaron. Que se fue Pablo (Bengoechea) y luego Marcelo (Zalayeta). Pero terminamos siendo campeones y cuando uno logra al final de temporada el objetivo que se planteó al principio, todo lo demás queda en el pasado.

-¿Pero volverías?

-No, no. Me encanta jugar al fútbol y soy hincha de Peñarol. Y tiene Libertadores, pero no. Ya tuve la experiencia. Tuvimos momentos buenos y malos, pero logré el objetivo. Hoy estoy en otro momento, en otros lugares y con otra cabeza.

-Fuiste uno de los primeros en defender el derecho de imagen, ¿qué pensás de la movida de los jugadores locales contra la directiva de la Mutual?

-Hoy el papel del jugador ha cambiado. Es otro y eso es bueno. Están luchando por sus derechos aunque muchos son grandes, y en breve se van a retirar, pero la lucha es por los que vienen. Es bueno que estén tan unidos los que juegan acá con los del exterior. Porque todos salieron de acá. La lucha es por el fútbol uruguayo, no es en contra de nadie. Si la mayoría quiere un cambio, es respetable y hay que aceptarlo. Es una democracia. Lo que pasa es que después surgen las polémicas, porque hay intereses creados también. Y eso trae malestar. Y parece un ataque personal a alguien, pero no es así, lo que se busca es que mejoren las condiciones del fútbol uruguayo.

-¿Estás en contacto con Lugano, con Godín?

-Sí, sí, estoy en los chats. Estoy al tanto de lo que va pasando, y si me piden una opinión, la doy. Pero respeto mucho los lugares de cada uno.

-Cambiemos el tema, ¿que te parece que el Mundial se jugué con 48 equipo?

-Los cambios en el fútbol nunca son sencillos. Siempre son resistidos. Uno se olvida del pasado, pero cuando se pasó de los dos puntos a tres, que benefició mucho al fútbol, a la gente no le gustaba. El fútbol es diferente a cualquier otro deporte, será porque es tan popular y los cambios siempre son más duros. Para mí le da la oportunidad a muchas selecciones que de otra forma no jugarían un Mundial. Les da visibilidad a esas selecciones y la posibilidad de jugar un Mundial a grandísimos jugadores que nunca tuvieron la oportunidad de hacerlo, como Ryan Giggs o George Weah y muchos más. Y además, termina siendo la misma cantidad de partidos, aunque el formato sea diferente. He leído que las selecciones más fuertes, como Alemania, no están de acuerdo, quizás por miedo a perder ese trono de siempre estar ahí. Pero la selección que es buena, es buena. Lo que yo no entiendo es porque no se aplica antes, no sé por qué esperar hasta el 2026.

Se viene la nena para mayo

Recién el otro día los Forlán supieron que esperan una niña. Es que en India la ley impide conocer el sexo de los niños, porque en las castas bajas había muchos abortos si era niña. La fecha es el 19 de mayo, el día que cumple Diego.

Es hincha pero no vuelve

“Me encanta jugar al fútbol y soy hincha de Peñarol, pero no volvería. Ya tuve la experiencia. Tuvimos momentos buenos y malos, pero fui Campeón Uruguayo”, afirmó.

Ve bien al Mundial con 48

“No creo que el nivel del Mundial baje por tener 48 equipos. Obvio, que van a participar selecciones que antes no llegaban, pero es una gran oportunidad para ellas. Y en las instancias finales van a quedar los mejores”, aseguró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º