COPA LIBERTADORES

Diego Forlán metió un golazo el día del debut: nació Martín

Días especiales, significativos y que quedarán marcados para siempre en la vida de Diego Forlán. Cuando ayer amanecía en el día de su debut en Copa Libertadores y con la camiseta que más quiere, su teléfono empezó a sonar de forma más que habitual.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diego Forlán saca el remate. Foto: El Comercio/GDA

En Montevideo, desde Sport 890, se informó que Paz Cardoso, su esposa, había roto bolsa sobre las cuatro de la mañana y estaba en trabajo de parto. De inmediato, toda la atención se trasladó a la ciudad de Lima. "Cachavacha" se vio tan sorprendido como todos con la noticia, aunque era consciente que por estos días Martín estaría llegando al mundo para agrandar la familia.

El "10" aurinegro se puso de inmediato en contacto y le transmitieron tranquilidad. Así, durante toda la jornada, compartió la rutina de forma natural junto al resto de sus compañeros pero sin despegarse de su celular. Estuvo en el lobby durante la mañana luego de desayunar, almorzó, se sacó fotos y firmó camisetas con un grupo de hinchas mirasoles que se arrimaron al hotel y se mostró siempre con una sonrisa a pesar de la ansiedad lógica que le invadía el cuerpo.

"Sigo esperando", confesó con picardía, anticipándose a las preguntas y mostrando su celular cuando se dirigía a la tradicional siesta antes de salir para su habitación.

Pero al crack le costó conciliar el sueño. Martín lo tenía ansioso… Y por suerte, al fin, llegó la llamada con la buena nueva. Tras diez horas de trabajo de parto, Paz dio a luz al heredero de "Cachavacha". Desde Lima, el jugador saltó de alegría. Abandonó su cuarto y con una sonrisa de oreja a oreja, comenzó a recibir las felicitaciones de sus compañeros. Con el cosquilleo interno de la felicidad provocada por Martín, Diego terminó "su parto" y fue a la charla técnica con la tranquilidad de que había salido todo bien. Con 3.300 kilogramos, otro "manya" (y otro Forlán) se sumaba a la familia.

Solo le faltaba que Peñarol consiguiera un buen resultado para no poder sacar más de su cabeza este 18 de febrero de 2016. Y lo hizo. Sin tener su mejor partido, como en líneas generales tampoco lo tuvo el equipo, pero con la satisfacción de haber obtenido un punto en un encuentro que se hizo más difícil de lo esperado.

Ahora sí, cumplida su tarea, Diego adelantó su viaje y ya en la mañana de hoy se toma el primer vuelo hacia Montevideo. El punto se fue para casa. Justamente allí, Martín y Paz lo esperan con los brazos abiertos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados