FÚTBOL

Diego Abreu: "Voy dispuesto a disfrutar"

El juvenil viajará mañana hacia México, donde nació,  para integrar la selección Sub 17 azteca

Abreu
Abreu. Ayer Diego fue felicitado por sus compañeros y técnicos violetas en el entrenamiento. 

Diego Abreu acababa de regresar de la práctica con la Sub 16 de Defensor Sporting donde juega. El juvenil fue convocado por primera vez a la selección Sub 17 de México, el país donde nació cuando su padre, Sebastián, defendía al América en el 2003. Diego fue citado para disputar la Open Nordic Tournament Cup que se jugará en Dinamarca.

“Estoy muy contento. Fue todo muy rápido. El viernes ya había escuchado algo a las apuradas, que me contó mi padre. Y el sábado cuando volví de la práctica me enteré de la noticia de la citación. La Federación de México le mandó una carta al gerente deportivo de Defensor Sporting, Fernando Fadeuille. Y él se la mandó a mis padres. Así me enteré. Me puse muy contento y voy a ir dispuesto a disfrutar”, relató el delantero que ayer fue felicitado por sus compañeros violetas y por los técnicos en el entrenamiento.

“Yo sabía que no iba a tener problema si algún día quiero jugar por Uruguay. Sabía que esto no me lo iba a impedir. Voy a intentar vivirlo al máximo. Si algún día está la posibilidad de que Uruguay me cite, lo iremos viendo en el futuro. Pero ahora estoy enfocado en lo que se va a venir”, aclaró sobre su doble nacionalidad y la posibilidad de que algún día sea celeste como fue su padre.

“Cuando llegó la carta mis padres, que son muy amorosos, me dijeron que lo disfrutara al máximo. Que es una experiencia linda, que voy a hacer lo que me gusta. Que lo viva con la alegría que tengo yo siempre y que disfrute”, contó sobre los consejos de Paola, su madre y del “Loco”.

Diego nació en México y vivió allí hasta los cuatro años. Nunca había vuelto hasta el año pasado cuando fue a jugar un torneo internacional con Defensor Sporting en Guadalajara. “México es importante para mí, por más que no me acuerde de nada. Mis padres siempre me cuentan de los recuerdos de allá, de lo cariñosos que son los mexicanos y de lo bien que trataron siempre a mi padre. Me gusta ser mitad mexicano y mitad uruguayo”, admitió.

El juvenil viajará mañana por la noche hacia México. El jueves de tarde llegará y enseguida se integrará a un plantel del que no conoce a ningún jugador ni al técnico. Entrenará hasta el 31 y al otro día viajarán a Dinamarca. Mientras vivirá en la concentración de la selección. “Voy a aportar lo mismo que intento hacer en Defensor Sporting: los goles y ayudar en la presión. Básicamente, lo mismo”, dijo el atacante que es derecho y goleador.

DICIEMBRE. Diego cursa cuarto año de liceo en el Jesús María. Ayer entregó la carta para poder viajar y le dijeron que no va a tener problemas con las faltas. “El tema es con algunos profesores que ya me dijeron que me esperan en diciembre. Como que me van a mandar a examen, pero no sé si es en serio o en broma”, relató, quien admite que en clase es muy conversador.

“Más fuerte que ayer y menos que mañana”, dice el estado de su Whatsapp. “Cada mañana mi madre me manda por Instagram mensajes alentadores para que tenga un propósito de vivir al máximo ese día. Es muy lindo tener siempre una frase que ella me muestra”, contó el juvenil sobre Paola a quien suele recurrir cuando necesita algo.

“Ahora que mi padre está acá sigue siendo todo igual. Si le pido algo a él me manda a hablar con mi madre. Entonces voy derecho con ella. No me gusta que papá me vaya mucho a ver a los partidos porque siento que es mufa. Y cuando va más allá de decirme las cosas que hice bien, me sigue dando palo con lo que tengo que mejorar. Me exige mucho, pero me gusta”.

familia

El domingo fue con sus hermanos a ver a Boston River

El domingo, Diego fue junto a su hermana Valentina al complejo Rentistas donde jugaba Boston River frente a River Plate y estaba la posibilidad de que el “Loco” debutara con los del barrio Bolívar.
“No sabíamos si iba a entrar, pero él con la mentalidad que tiene, con su positividad, que siempre se da para adelante... Con esa autoestima que tiene por allá arriba, pensamos que podía entrar. Fuimos con los gemelos y verlo volver a entrar en una cancha a jugar y verlo hacer lo que más le gusta a él, fue una gran alegría para nosotros. Lástima que no ganaron, pero más allá de eso nos gustó volver a verlo jugar en Uruguay”, contó Diego.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)