Sigue ilusionado

"Dicen que soy como la ‘Brujita’ Verón"

"Este año vine a Progreso después de jugar en Cerrito. Me siento muy bien con el grupo, es bárbaro, hay mucho compañerismo y me encontré con un crack: Pablo Munhoz.

Él es mi referente, mi espejo, porque entrena y se cuida más que cualquiera; es el que me habla, el que me da para adelante. No me deja bajar los brazos. Me dice que tengo condiciones, que todo está en mí, que si me lo propongo voy a llegar", confiesa Diego Pérez, que a sus 20 años mantiene intacta la ilusión de crecer y llegar de una vez por todas al estrellato, al fútbol grande.

"¿Cómo me defino? Y... soy un volante mixto, de ida y vuelta, tengo buen pie y pegada. Me dicen que soy parecido a la Brujita Verón, otro de mis ídolos, porque ese sí que era flor de jugador, un fenómeno. Y bueno, capaz que de tanto mirarlo, algo aprendí", dice con una sonrisa.

La llegada del "Polillita" Ruben Da Silva a Progreso le ayudó. "Me aconseja mucho, me corrige, me dice que no juegue de espaldas y ese es un defecto que tengo que corregir. Yo escucho, trato de aprender día a día", cuenta.

Héctor Figueroa, exjugador y dirigente, actual equipier de Progreso, lo elogia. "Es un botija bárbaro. Bah... todos lo son, porque acá laburan todos. No hay un peso, pero ninguno falta. Andrada es panadero, ayuda al viejo; Trillas, el arquero, labura en una imprenta; y Foletti ahora trabaja en el puerto. Se la tienen que rebuscar. No está fácil la cosa. Está jodida, ché. No hay un peso y no se ve la solución", confiesa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)