vea el video

"Los días previos a un clásico se viven con ansiedad y nerviosismo"

Dirigió tres clásicos y los ganó todos. Va por su cuarto juego frente a Peñarol como DT de Nacional y está tranquilo, porque el tricolor ya está en la definición del Uruguayo.

Álvaro Gutiérrez habló con Ovación acerca de los diferentes aspectos que rodean a este encuentro y dijo que no cree en los números ni en las estadísticas, porque siempre se acomodan para el lado que “cada uno cree conveniente”.

—¿Jugar el clásico habiendo ganado la Anual da tranquilidad?

—Totalmente, porque uno de los objetivos que era clasificar a la Libertadores está cumplido, y seguimos peleando el Clausura aunque con menos posibilidades. Pero saber que tenemos esa semifinal que si la perdemos, hay dos partidos más y si la ganamos somos campeones uruguayos, nos da tranquilidad.

—¿Cómo vio la evolución del equipo tras el mal comienzo de Clausura?

—Este es un equipo sólido y los jugadores confían en lo que hacen. Eso nos dio la tranquilidad para salir de una posición complicada porque tuvimos altibajos. En algunos partidos mostramos que quisimos pero no pudimos. Ahora generamos más situaciones de gol y estamos ganando que es lo que queríamos.

—¿Dónde estuvo la clave para revertir esa situación?

—Creo que estuvimos bastante acertados en la elaboración de jugadas de gol y en la concreción. Ahí mejoramos. Todavía tenemos que perfeccionar el tema defensivo porque mejorando eso tuvimos la posibilidad de subir el volumen de juego que estábamos teniendo.

—¿Lo defensivo es lo que más le preocupa?

—Sí, porque es donde nosotros tenemos que ser mas sólidos. Lo conseguimos contra Fénix, un gran equipo con jugadores de mucha experiencia y muy altos. Nos crearon pocas chances de gol y mantuvimos el cero.

—¿El tema de las lesiones lo preocupó o malhumoró?

—Por momentos complica como ahora, que estamos esperando por los lesionados, porque a uno le gustaría trabajar en estos días con todos a la orden para ir viendo la idea para el clásico. Pero el fútbol es así. No es un trabajo de oficina porque la herramienta del jugador es su cuerpo. A veces queremos forzarlos y podemos interferir en la recuperación.

—¿Cómo se prepara el clásico y en qué cosas se hace más hincapié?

—En las virtudes del rival, en estudiarlo y tratar de neutralizarlo. En las falencias que tienen y explotarlas en base a las virtudes nuestras. También está lo psicológico. El clásico es el partido más importante del año y por eso hay que llegar bien, con mucho equilibrio para no arriesgar y quedar comprometido en los primeros minutos con alguna jugada de riesgo.

—¿Cómo se trabaja el aspecto psicológico?

—Estamos constantemente hablando, principalmente con los que están más ansiosos y también con los que son más temperamentales. Siempre hay que hablar para que los jugadores puedan lograr un equilibrio.

—¿Es bueno tener referentes?

—Sí, claro. Es buenísimo. No solo en los clásicos, sino para todo el campeonato, porque creo que en el mal momento que pasamos al principio del Clausura, los referentes jugaron un papel primordial. Son los que transmiten seguridad a compañeros que por ahí vivieron por primera vez una situación de ese estilo.

—¿Qué le preocupa de Peñarol?

—Que tiene buenos jugadores. Va primero, tuvo partidos muy buenos, y otros en los que no jugó tan bien y ganó. Pero tenemos lo nuestro y trataremos de neutralizar lo que a mí me parece que es lo mejor que tienen. No lo digo porque si no van a tomar otros caminos (risas).

—¿Qué tiene Nacional para ganar el clásico?

—Buenos jugadores y un buen plantel que es capaz de jugar a gran nivel. Va a ser un partido parejo, pero estamos confiados en que si hacemos las cosas bien, lo vamos a ganar.

—¿La ausencia de Gastón Pereiro es un problema?

—No sé si es un problema, pero me hubiese gustado contar con él porque es un jugador que tuvo muchos partidos como titular, haciendo goles, generando asistencias y su capacidad no la vamos a tener. Pero en el plantel hay buenos futbolistas de nivel como para suplantarlo.

—¿Se aferra al 4-2-3-1 o puede haber cambios?

—No sé, porque todos dicen que juego 4-2-3-1. Barcia y De Pena no son volantes, son puntas y más punteros que ellos no hay. Parten un poquitito de atrás porque tienen que correr y ser la primera línea defensiva ya que así lo queremos nosotros, pero son puntas, por algo tienen cinco goles cada uno. Yo lo defino como un 4-2-1-3.

—Igual se lo vio probar con otro sistema en estos días...

—Estamos probando y siempre es bueno tener dos o tres sistemas en funcionamiento más allá de que tengamos uno base, porque de acuerdo a lo que pueda pasar en el partido, si los jugadores ya conocen el sistema es más fácil cambiarlo y saber los movimientos que tienen que hacer en cada situación.

—¿Ya está en clima de clásico?

—Ya desde el lunes se empezó a vivir de otra manera y a palpitar un poco más. Es un clásico y genera muchas sensaciones.

—¿Cómo se viven estos días previos?

—Con ansiedad y con nerviosismo, porque uno quiere que salga todo bien y dejar lo menos posible librado al azar. Pero también se vive disfrutando el momento, porque la verdad que la mitad del país quisiera estar en mi lugar, porque todos tienen su equipo y tengo la dicha y el orgullo de ser el entrenador de Nacional.

—¿Qué tiene de especial?

—Dirigir a Nacional es el anhelo más grande de un entrenador de fútbol uruguayo. Estar en este club es algo maravilloso y eso es lo especial.

—¿Se ve ganador en el clásico y manteniendo la racha?

—Para mí los números y las estadísticas son mentirosos porque se manejan para el lado que uno quiera. Podemos tomar los primeros tres partidos de Nacional en el Clausura y decir que somos el peor equipo del fútbol uruguayo o podemos tomar los tres últimos y decir que somos el mejor. Por eso, los números no me interesan tanto. Me importa sí el día a día y tener la seguridad de que los jugadores estén bien, que estemos confiados, creyendo en lo que hacemos.

LA DISTENSIÓN.

La música, su refugio.

Álvaro Gutiérrez tiene 46 años y desde su época de jugador su hobbie ha sido la música. "Siempre trato de salir del tema fútbol para despejarme y estar mucho más claro a la hora de tomar decisiones porque a veces la obsesión por una cosa o idea no te permite ver un campo más amplio si no estás distendido. La música la utilizo siempre, para disfrutar y compartir con amigos", dijo. Acerca de sus preferencias: "El estilo va desde el rock, pasando por el rock argentino y llegamos también a tocar algún blues", remarcó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)