PEÑAROL

En 10 días, Peñarol se transformó en una enfermería

Valdez afuera, Guillermo adentro y cuatro en duda para enfrentar a Atlético Nacional.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Da Silva preocupado. Foto: Francisco Flores

El "Polilla" Da Silva no quiere apresurarse, pero en su cabeza tiene un puzzle muy difícil de armar, ya que no sabe con qué piezas cuenta. "No hemos tenido tiempo de tener un análisis general de la situación sanitaria del plantel. Hay que ver cómo están los que quedaron acá y principalmente los que viajaron. Hablar de qué jugadores pueden estar el martes es muy prematuro", reconoció ayer en su vuelta a Los Aromos.

Solo dos cosas tiene claras el DT: Carlos Valdez, que encamina la recuperación de su desgarro, no será de la partida y sí podrá contar con Guillermo Rodríguez, que superó su contractura. Diego Forlán, Luis Aguiar, Tomás Costa y Emilio Mac Eachen, en tanto, están en duda.

El choque ante Atlético Nacional será decisivo para conocer el futuro del equipo en el certamen continental. Con apenas un punto de nueve, el aurinegro necesita ganar de inmediato. "Matemáticamente tenemos todas las posibilidades para clasificar. Si nos guiamos por rendimientos, es muy difícil... Nos queda la mitad de la serie: dos partidos de local y uno en Buenos Aires. Hoy hablar de números es un poco loco. Tenemos que ganar ya. Lo que hemos hecho en la Copa hasta ahora no ha sido nada bueno", explicó.

"Tengo la obligación de analizar y buscar las soluciones. No es fácil encontrar la causa exacta de este momento. Justo después del mejor partido, cuando creímos que ante Defensor habíamos encontrado el equipo, nos chocamos con este bajón tan importante. No es normal que un equipo cambie tanto en su rendimiento cuatro días después de haber jugado un gran partido", agregó el entrenador.

Mientras el estado sanitario le hace sacar alguna cana, Da Silva tranca los dientes y busca resultados de manera inmediata. Si se puede lograr jugando bien, mejor; pero lo que busca son tres puntos que le den aire en la tabla y tranquilidad a la hora de trabajar. "Si hay algo que no puedo reprocharle a los jugadores es la actitud. Me preocupa el rendimiento, no la actitud. Lo mismo a ellos. Esto lo sacamos adelante entre todos", finalizó.

C. Valdez - Descartado.

Se desgarró en el posterior el 1 de marzo en la derrota ante Huracán por la Copa Libertadores. Se perderá el choque ante Atlético Nacional y también el partido ante Racing del fin de semana que viene por el Clausura. Ayer se limitó a trotar.

G. Rodríguez - Está pronto.

Estuvo en cancha por última vez hace una semana ante Sud América en el ámbito local. No viajó a Colombia por una contractura. Se quedó trabajando aparte y se recuperó favorablemente. Estará a la orden del "Polilla" para jugar el martes ante los colombianos.

D. Forlán - Lo esperan.

Pidió el cambio ante Sud América cuando iban 76 minutos. Se temía que fuera un desgarro, pero todo terminó en una distensión en el isquiotibial del muslo. Como el partido del martes es "una final", se lo esperará hasta último momento.

T. Costa - Duda.

Estuvo en todos los partidos de lo que va de la temporada: los cinco por el Torneo Clausura y los tres por la Copa Libertadores. Tiene una contractura en la zona de adductores. Se analiza su evolución día a día. Ayer solo se limitó a trotar alrededor de la cancha.

L. Aguiar - Al límite.

El fin de semana pasado, ante el conjunto "Buzón", el entrenador sorprendió y lo dejó fuera de la convocatoria. ¿El motivo? Quería darle descanso. El martes fue titular en Colombia y jugó los 90 minutos. Volvió contracturado. Ayer, igual, trabajó en cancha.

E. Mac Eachen - Entre algodones.

Tuvo sus dos primeros partidos oficiales en lo que va del 2016 justo en esta semana ante Sud América y Atlético Nacional respectivamente. Completó los 180 minutos y también volvió contracturado desde tierras cafeteras. Ayer se movió en forma diferenciada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)