SELECCIÓN

A 128 días del Mundial, a Uruguay no se le desvanecen sus figuras

Además de los dos monstruos del ataque, Luis Suárez y Edinson Cavani, la Celeste tiene en gran forma deportiva a muchos de los futbolistas que aspiran a meterse en la nómina de 23 que Óscar Tabárez llevará a Rusia.

Foto: archivo El País.
Óscar Tabárez y Luis Suárez. Foto: archivo El País.

Es tan sencillo soñar con lo que son capaces de hacer los dos monstruos que Uruguay tiene adelante -Luis Suárez y Edinson Cavani- que olvidamos que un equipo funciona si su defensa no está en período de crisis, si su mediocampo entrega motivos para ser optimistas y, aspecto clave, si su arquero demuestra ser o tener actuaciones de maravilla.

Y acá viene lo bueno de verdad. A Uruguay, a falta de 128 días para el inicio de la Copa del Mundo de Rusia 2018, no se le desvanecen sus figuras. En realidad lo que habría que subrayar es que las mantiene a tope y tampoco se desestabiliza en el resto, porque en todas las líneas hay regularidad o jugadores con estabilidad deportiva.

Eso es una enorme ventaja. Quizás en otros momentos lo que más se ponderó o ayudó a que el equipo tuviera una consideración alta en el sentimiento de la gente -también de los adversarios- es la fuerte personalidad de los muchachos de Óscar Tabárez. Hoy, en cambio, mientras los de arriba siguen siendo los temibles delanteros que ejecutan con la precisión de un relojero suizo a cualquier arquero o defensa del mundo, por encima del cambio de sistema de juego que pretende imponer el entrenador -que lleva su tiempo-, lo realmente significativo es que hay varios futbolistas que están emitiendo señales muy positivas. O sea, están funcionando como se espera para que el equipo llegue al Mundial con todas las pilas puestas.

​Para empezar, es cierto que hay algún jugador que pueda estar perdiendo minutos, pero tan auténtico como ese dato contundente de las estadísticas de presencias en sus equipos, está el que establece que hay otros que no están de vacaciones. Y, por el contrario, acaparan títulos o elogios por la manera en la que están actuando en sus respectivas ligas.

Giorgian De Arrascaeta celebrando su golazo
Golazo de tijera de Giorgian De Arrascaeta. Ver video.

Por ejemplo, además de que no hay forma de pasar por alto la espectacularidad del gol que convirtió Giorgian De Arrascaeta (va directo a la lucha por el Premio Puskas), lo que debe primar en este sentido -por encima de la belleza de la conquista- es la continuidad y el nivel deportivo.

Además de haberse transformado en el jugador extranjero que vistió más veces la camiseta del Cruzeiro, el exfutbolista de Defensor Sporting ya ha sido premiado en Brasil por la calidad de su juego y ha ganado algo que no todos consiguen: el amor de la afición que puebla el Mineirao. El estadio entero suele rendirse a los pies de este exquisito futbolista que habitualmente obsequia momentos de fantasía.

De Arrascaeta no es, por estos tiempos, el único volante de armado que se está destacando en una liga de peso. Y ojo, que no es nada fácil ser estrella en el fútbol brasileño en un rubro donde ellos suelen ser los reyes del espectáculo: el manejo de la pelota.

Hay otro futbolista que ha conseguido un enorme repunte individual. A nadie escapa, mucho menos al que pone el ojo agudo sobre los trabajos en la Celeste, que Gastón Ramírez nunca consiguió un despegue formidable bajo la conducción de Tabárez. Sin embargo, sería tonto no valorar el trabajo que el fraybentino está teniendo en la Sampdoria de Italia.

Lucas Torreira festeja el gol que le anotó de tiro libre a Torino
Lucas Torreira festeja el gol que le anotó de tiro libre a Torino y Ramírez se suma.

Sí, ahí la rompe Lucas Torreira, pero Ramírez además de tener presencia constante en el equipo titular ha logrado un singular destaque en la elaboración del juego de Marco Giampaolo. Lo que Ramírez fabrica lo termina ejecutando Fabio Quagliarella. O sea, para que el goleador facture como lo está haciendo hasta el momento ha sido fundamental el accionar de Ramírez.

Sin ir más lejos, Torreira volvió a meter un gran gol de tiro libre para que la Sampdoria igualara con el Torino, pero la falta fue generada por la penetración que intentó Ramírez entre dos defensas adversarios.

De Torreira, por otra parte, todo lo que se agregue es demasiado obvio. Ya todos saben que no hay en la Serie A de Italia ningún jugador que lo supere en la cantidad de pelotas recuperadas y que el presidente de su club, Massimo Ferrero, se está frotando las manos desde hace un buen tiempo porque a este futbolista que adquirió en 1,5 millones de euros lo piensa negociar por encima de los 50 millones. Si la ficha creció a ese nivel es porque el pequeño volante se ha convertido en una figura preponderante en el fútbol italiano.

Matías Vecino duerme la pelota en el pecho
Matías Vecino duerme la pelota en el pecho

​No hay que irse de la bota de Italia para comprender que para el mediocampo de la selección uruguaya hay un futbolista que asegura calidad, rendimiento positivo, despliegue y personalidad. Podrá haber algún jugador que califique mejor en algún rubro que Matías Vecino, pero difícilmente lo desplacen en lo global, mucho menos cuando en el Inter es número puesto fin de semana tras fin de semana.

Aunque los resultados colectivos se le han escapado bastante al equipo nerazzurri, el técnico Luciano Spalletti no deja a Vecino ni siquiera unos minutos en el banco de suplentes. Él lo pidió porque el uruguayo se destacaba en el enorme recorrido que hacía en la cancha -el líder de esa estadística cuando jugaba por la Fiorentina- y a juzgar por lo que está sucediendo hasta la fecha no se ha provocado una pausa.

O sea, Vecino sigue siendo un todo terreno que va y viene hasta el último minuto como si el partido recién estuviese comenzando. Lo que no deja de ser fundamental para el momento que Tabárez resuelva el once inicial para debutar el 15 de junio frente a Egipto.

Nahitan Nández llevando la pelota en el empate de Boca y San Lorenzo
Nahitan Nández llevando la pelota en el empate de Boca y San Lorenzo

Nadie desconoce que Federico Valverde dejó de tener la continuidad que se aspiraba pudiera lograr en Deportivo La Coruña, que Rodrigo Bentancur cedió un espacio que se había ganado de manera formidable en la Juventus, pero su falta de competencia perfectamente se puede cubrir con la continuidad de los volantes que fueron mencionados anteriormente. Y, ojo, a no olvidar lo que está sucediendo en la vecina orilla, porque si hay un futbolista que está teniendo un protagonismo singular en una liga sumamente competitiva y quizás mucho más exigente que otras de mayor peso económico, ese es Nahitan Nández.

Dejando de lado un aspecto nada despreciable, el hecho de que Boca Juniors haya fijado la cláusula de rescisión del uruguayo en 25 millones de dólares, lo que debe ponerse arriba de la mesa es el elemento deportivo: Nahitan es titular en un equipo al que le sobran volantes. Y no es excusa el hecho de que hasta ahora Guillermo Barros Schelotto ha tenido algún futbolista lesionado, porque por algo la prensa de la vecina orilla ya definió de manera contundente que será imposible quitarle un lugar en el once cuando se adueñó por completo del corazón del hincha xeneize.

Cristhian Stuani no afloja en la Liga Española y sigue convirtiendo goles
Cristhian Stuani no afloja en la Liga Española y sigue convirtiendo goles

La lista de jugadores con gran destaque en el fútbol internacional, y dejando de lado a las dos bestias (Luis Suárez y Edinson Cavani) que están en una racha infernal, tiene en primerísimo lugar a otro delantero. Quizás el menos considerado de la afición uruguaya, quizás el que se ha ganado menos admiración porque muchas veces ha tenido que cumplir -como Cavani en reiteradas ocasiones- un papel de mediocampista más que de atacante.

Pero no puntualizar lo que está realizando Cristhian Stuani en la Liga Española es un error mayúsculo, porque ha logrado un registro de 12 goles con la camiseta del Girona. O sea, apenas cuatro menos que Luis Suárez. Y dos más que Maximiliano Gómez.

Stuani, más de una vez ponderado por Diego Forlán en sus amenos diálogos sobre fútbol, está confirmando con su rendimiento el acierto de Tabárez de tenerlo siempre en cuenta en todas las convocatorias de la Celeste y dejando en claro que difícilmente pueda perder un espacio en la lista de 23 mundialistas cuando tiene una singular efectividad en una de las Ligas más fuertes del planeta y con un equipo que tiene como máxima aspiración entrar a la Europa League.

Y hay más, porque Sebastián Coates se luce fecha tras fecha en el Sporting de Portugal. Porque Guillermo Varela crece en su rendimiento en Peñarol, porque Esteban Conde siempre es clave en el arco de Nacional, porque Martín Campaña es el capitán de Independiente, porque Gastón Silva está en su mejor momento deportivo en el Rojo, porque Jonathan Urretaviscaya anda volando en los Rayos de Monterrey, justo en el mismo equipo donde Carlos Sánchez es figura.

O sea, a 128 días del comienzo del Mundial de Rusia 2018, Uruguay tiene a muchos de sus jugadores jugando en gran nivel. Da como para ilusionarse, para soñar con tener un gran equipo. Para creer que no todo dependerá de esos dos monstruos del gol que son Luis Suárez y Edinson Cavani.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º