RECUERDO

El día trágico de Steven Gerrard que estiró la maldición de Liverpool

Con Luis Suárez como gran figura, el equipo de Anfield le peleaba la Premier Legue al Manchester City, pero una fatalidad del capitán lo dejó sin chance.

Los hinchas del Liverpool inglés veían que la posibilidad de romper la maldición estaba cerca. Desde la creación de la Premier League nunca la habían podido ganar y de hecho hoy siguen sin poder hacerlo.

La temporada 2013-14, sin embargo, parecía que sería la marcada para romper el maleficio. Con un Luis Suárez letal, que aquella temporada ganó la Bota de Oro de Europa gracias a su poder goleador, el equipo dirigido por Brendan Rodgers lideraba.

Faltaban tres fechas y estaban a la cabeza de la tabla, tres unidades por encima de Manchester City. El 27 de abril de 2014, hace exactamente seis años, Liverpool recibía el que parecía ser el último gran escollo en las últimas tres fechas: Chelsea. Los Blues londinenses venían terceros y no tenían más alternativa que ganar en Anfield para continuar con chance de ganar la Premier.

El primer tiempo había tenido a Liverpool varias veces cerca del gol, pero no había podido concretar. En el cuarto minuto de descuento de la primera mitad Steven Gerrard (capitán de aquel equipo Reds) bajó a buscar la pelota hasta la última línea para asegurar una buena salida, recibió el pase y cuando fue a controlar se resbaló. Ese fue el inicio de la pesadilla.

Gol de Chelsea a Liverpool 2014
Gol de Chelsea a Liverpool 2014.

Demba Ba, delantero de Chelsea, se encontró con el balón en sus pies y a pura potencia y velocidad se fue derecho hasta el arco defendido por Mignolet para, ante la desesperación de Gerrard por alcanzarlo sin éxito, batirlo y poner el 1-0.

Finalmente fue victoria de Chelsea por 2-0 por el gol de William también en el cuarto minuto de adición, pero de la segunda mitad.Esa derrota marcó definitivamente a Liverpool, porque Manchester City venció 2-0 en su visita al Crystal Palace y lo igualó en el primer lugar.

Además, ese traspié ante Chelsea pareció marcar sicológicamente al equipo Red, que en la siguiente fecha visitó al Crystal Palace, comenzó ganándole 3-0 (el tercero de Suárez), pero en la segunda mitad el local remontó hasta igualar 3-3, resultado final.

El City goleó 4-0 al Aston Villa y tomó la punta en solitario, para alzarse con el título 2013-14 en la última jornada al vencer 2-0 al West Ham, por lo cual el triunfo 2-1 de Liverpool sobre Newcastle de nada sirvió y hasta fue contraproducente para Suárez, quien recibió en ese encuentro una dura falta que le significó el problema de rodilla que casi lo deja afuera del Mundial 2014, ya que tuvo que ser operado en Uruguay, aunque luego volvió precisamente ante Inglaterra en la segunda fecha de la Copa del Mundo y fue decisivo con sus dos tantos para la victoria 2-1. Pero esa es otra historia.

La del día de hoy es esa fatalidad sufrida por Steven Gerrard que marcó el desenlace de la Premier League 2013-14 y que hasta hoy Liverpool siga esperando por un título que en esta ocasión parece tener asegurado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados