selección

Y un día el sueño se le cumplió

“Nunca le cerré la puerta a la ilusión”, dijo Gastón Pereiro tras su citación a la selección mayor

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País

Recién había finalizado el entrenamiento del PSV y afuera de la cancha lo esperaba el gerente deportivo para darle la novedad: “Llamó Eduardo Belza; te ha citado la selección uruguaya”.

“La verdad, me puse muy feliz. Quería hablar con todo el mundo: con mi familia, con mis amigos de toda la vida; con todos los que te acompañan en las malas. No estaba desesperado por estar, pero lo anhelaba con todo el corazón. ¿Quién no quiere jugar en la selección de su país? Por suerte se me dio”, dijo un eufórico Gastón Pereiro cuando contó a Ovación la manera en la que recibió la noticia y describió las emociones vividas tras sentirse parte de La Celeste.

Vio el entusiasta mensaje en su celular de Carlos De Pena, se mató de la risa con lo que colgó en Instagram el “Chino” Álvaro Recoba y no dejó de sonreír por varios minutos. “Nunca había cerrado las puertas a la ilusión, siempre soñaba con aparecer en la lista del maestro (Óscar Tabárez). La previa de cada partido de Uruguay la vivía con mucha expectativa porque quería ver mi nombre en la nómina. En PSV trataba de hacer lo mejor porque solamente así iba a poder lograr esto que llegó ahora”, describió.

En Holanda está viviendo momentos de mucha felicidad, se acostumbró a la ciudad de Eindhoven, siente el cariño de la gente, particularmente el de los niños que se arriman para pedirle una fotografía o un autógrafo, aunque todavía le cuesta una barbaridad el idioma neerlandés. “Es muy difícil, además todo el mundo habla inglés y en el club mismo me dijeron que aprendiera bien el inglés que no iba a tener inconvenientes de comunicación. La ciudad es chica, no hay mucha cosa para hacer, pero es tranquila, muy linda, y la gente es sencilla y cálida”. En lo que respecta a la función que está teniendo en el equipo, Pereiro explicó a Ovación que hoy se está moviendo mucho como enganche, por detrás del punta.

“En los dos primeros años me usaban por la derecha, pero ahora estoy jugando atrás del delantero y con responsabilidad de armar las jugadas. Igual, tengo claro que todo lo que pueda estar haciendo acá no va a importar si me toca jugar alguno de estos dos partidos con la selección. Sé que voy a tener que demostrar y no dudes que me voy a preparar con todo para dar el máximo. Hace un ratito que me enteré de la noticia, pero ya me estoy imaginando todo lo que puedo llegar a vivir. No sé si es bueno, pero sí sé que es lo que siento. Esperé este llamado durante mucho tiempo y hoy estoy muy contento, llamando a todo el mundo y atendiendo a todos porque quiero disfrutar hasta estos momentos”.

Por más que se le quiere hablar algo del PSV, Pereiro siempre encamina el diálogo hacia La Celeste. “No sé si soy ídolo aquí, porque en el equipo hay muchos jugadores de la selección holandesa, pero no tengas dudas que me siento apreciado. La gente es tranquila, pero afectuosa. Pero hoy el afecto que disfruto más es el de mis amigos de toda la vida, que no paran de mandarme mensajes para felicitarme por la citación a la selección. Ellos tienen muy en claro cuánto quería yo esta oportunidad. Voy a hacer lo imposible por aprovecharla al máximo, porque después que se consigue no es cuestión de dejarla pasar. Además, está bueno ver tu nombre en la lista, pero mucho mejor es seguir encontrándote en ella”.

Está en el grupo seleccionado, pero todavía no sabe cuándo viajará a Montevideo. “Con el PSV jugamos el domingo, Belza me dijo que me iban a mandar el pasaje, pero por ahora no sé cuándo tendré que viajar. El club no me dijo nada. No sé si juego y viajo o no juego y me voy antes para Montevideo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)