DE contragolpe | JORGE SAVIA

Un día de sorpresas, pero sin novedades

El domingo de fútbol inusual, porque Nacional y Peñarol jugaron en la misma jornada, deparó sorpresas, ya que las derrotas de ambos —y más en un solo día— en el ámbito local no resultan muy habituales, pero no dejó novedades.

Es que, por si hiciera falta, quedó demostrado una vez más que tanto a los tricolores como a los aurinegros no les cae del todo bien salir del Gran Parque Central y del Centenario; algo que no pasa —al menos solamente— por el estado del piso de las canchas de los clubes chicos, como ocurría antes: las del Viera y el Franzini permiten jugar un fútbol ágil y potable.

Además, respecto a Nacional, quedó probado también algo que en el fútbol uruguayo se insiste con negar, no sin arrogancia: que la doble competencia, local e internacional, no afecta y es posible afrontarla con planteles cortos, logrando buenos resultados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)