HISTORIA

El día que Nacional enfrentó a un equipo argentino y le cambiaron el línea

En 1988, después del botellazo que recibió el paraguayo Estanislao Barrientos, en el Parque Independencia ante Newell's el segundo línea fue el argentino Carlos Espósito

Nacional y Newell's en uno de sus enfrentamientos de 1988
Nacional y Newell's en uno de sus enfrentamientos de 1988. 

No es la primera vez. Y quizás, en algún otro momento de la vida del fútbol continental, esta situación que se genera de tener que poner un asistente de la misma nacionalidad de uno de los equipos participantes, puede llegar a repetirse. De hecho, en la historia internacional de Nacional, que este jueves tiene que medirse ante Racing se presenta por segunda ocasión.

Y lo curioso es que vuelve a darse en el mismo país: en Argentina. Lo que, a lo mejor, hasta termina tomándose como un amuleto de la suerte. Para encontrar una semejanza con este problema suscitado con los jueces hay que ir hasta 1988.

A diferencia de lo que acontece en estos momentos, que la baja se produce por la pandemia de coronavirus y antes de que el partido se dispute, en aquella oportunidad se tuvo que hacer el cambio de manera obligada en pleno desarrollo de la contienda.

Fue el 22 de septiembre de 1988 en Parque Independencia, en el enfrentamiento ante Newell's Old Boys terminó empatado en un tanto por bando con el gol que anotó para los tricolores Juan Carlos De Lima a los 20 minutos.

Lo que ocurrió antes de que finalizara la primera mitad fue lo que originó la situación a la que se hace referencia. El árbitro paraguayo Carlos Maciel sancionó un penal a favor del conjunto rosarino, pero su compatriota Estanislao Barrientos lo corrigió y le señaló que la falta había sido fuera del área. Ese acción le costó recibir un botellazo en su cabeza.

Después de estar 25 minutos en el vestuario, de exponer los dirigentes tricolores su rechazo a continuar con la contienda, pero como el veedor Eduardo Deluca hizo ver que no jugar el segundo tiempo podía ser peor por la reacción que tendría la gente y como Hugo De León, que ese día se sumó en la cancha a la campaña de 1988, invitó a sus compañeros a seguir buscando el triunfo, se tomó la determinación de que el argentino Carlos Espósito reemplazara al lesionado Barrientos.

La Conmebol, con posterioridad, sancionó al escenario de Newell's y en los futuros enfrentamientos con Nacional por la final del certamen el partido de ida se jugó en el Gigante de Arroyito, el estadio de Rosario Central.

Así fue el partido:
NEWELL'S OLD BOYS: Scoponi, Fullana, Theiler, Pautasso, Sensini, Llop, J J Rossi, Martino, Alfaro, Ramos y Almirón. DT: Yudica
NACIONAL: Jorge Seré, Pintos Saldanha, Felipe Revelez, Hugo de León y Carlos F Soca; Yubert Lemos (Tony Gómez), Jorge Cardaccio, Santiago Ostolaza; William Castro, Ernesto Vargas (Morán) y Juan C de Lima. DT Roberto Fleytas.
Goles: 20' J C De Lima, 84' Pautasso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados