TORNEO APERTURA

Un día Kevin Dawson falló y Peñarol dejó puntos ante Cerro, el último de la tabla

El arquero aurinegro, que con sus grandes atajadas había disimulado los problemas de funcionamiento del equipo, tuvo una mala salida con el pie que costó el gol y el líder cedió dos puntos que le impidieron escaparse.

Peñarol vs. Cerro
Santiago Viera, de buen partido en el mediocampo de Cerro, disputa el balón con Guzmán Pereira. Foto: Francisco Flores

Para ser campeón hay que sacar puntos y eso es lo que hace Peñarol. No siempre lo hace de a tres, como anoche que empató 1-1 ante Cerro, pero mantiene las distancias con sus perseguidores. Pudo haberlas ampliado, porque se puso en ventaja a los 50’ con un penal del “Cebolla” Rodríguez y jugó con un futbolista más durante los últimos 28’ por la roja a Kevin Moreira, pero no hubiera sido justo. Y ahí volvemos un poco a la reflexión del inicio: sumar.

El partido de anoche en el Campeón del Siglo no reflejó que los aurinegros sean los líderes del Apertura y los albicelestes los últimos. Esa diferencia no se notó en la cancha. Incluso desde lo colectivo dio la sensación de que por momentos Cerro fue más.

Al menos la postura de la visita parece haber sido más acertada que la del local. Desde lo táctico, Cerro cortó las líneas de pase desde las bandas (Giovanni González fue el mejor aurinegro y Lucas Hernández, el otro lateral, el que lo siguió en orden de méritos junto a Canobbio) y Gabriel Fernández y Lucas Viatri nunca llegaron cómodos a cerrar la jugada por el medio.

Agustín Canobbio
Agustín Canobbio encaró, desbordó y le cometieron el penal. Foto: Francisco Flores

Además, dio la sensación de que Peñarol jugó con suficiencia, aplicando la lógica de que el primero es superior al último, pero no fue así.

El partido pudo haber cambiado su eje de arranque si el árbitro Pablo Giménez hubiera sancionado el penal de Christian Lema al minuto de juego por una clara mano. No lo hizo y Cerro se vio perjudicado, porque no hubiera sido lo mismo que Peñarol tuviera que salir urgido por el resultado desde tan temprano en caso de que la visita concretara el gol. Mucho más teniendo en cuenta el flojísimo partido de la defensa mirasol, incluido su arquero Kevin Dawson.

Diego López había reconocido el fin de semana pasado luego del triunfo 1-0 sobre Plaza Colonia que su equipo había jugado el peor partido del torneo. En esta ocasión jugó todavía peor.

Sin Walter Gargano (con un problema de rodilla), Peñarol tuvo grandes problemas a la hora de retroceder por la falta de orden defensivo. Cada contraataque de Cerro encontró al mirasol mal parado de mitad de cancha hacia atrás, generándose muchos mano a mano. Fue allí, en la falta de resolución, que los albicelestes demostraron por qué están últimos, porque como ya había pasado un par de semanas antes frente a Fénix, su nivel de juego colectivo no condice con la posición que ocupan.

Esta vez Peñarol dejó puntos porque no lo pudo salvar su arquero, quien con sus grandes atajadas ha disimulado la caída del nivel futbolístico del equipo en los últimos juegos. Es más, él fue responsable directo del empate al jugar mal la pelota en la salida, pero ¿qué se le puede reprochar a Dawson?

Peñarol perdió dos puntos (y Cerro ganó uno) que lo hubieran hecho despegarse tres de Fénix y 11 de Nacional, esto último fundamental en la Tabla Anual. Sigue líder y con la misma ventaja, porque sigue sumando por más mal que juegue. Y eso, en definitiva, también es un mérito.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)