VIDEO

El día que el fútbol se tiñó de violeta

El Defensor de 1976 torció la historia del profesionalismo. Cortó la hegemonía de los grandes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: archivo El País.

S e terminó. El Franzini repleto, se confundió en un solo grito: “¡Defensooor nomáaaa.... Defensoooorrrr....!”. Y miles de hinchas violetas descargaron esa tensión acumulada a lo largo de 22 fechas.

Esa tarde fría del 25 de julio ante Rentistas coronaba al nuevo campeón uruguayo de 1976. Un nuevo campeón, porque esa tarde gloriosa de Defensor, marcaría un antes y un después en el profesionalismo. El equipo del Parque Rodó cortaba con la hegemonía de los grandes, que desde 1932, se habían alternado en ganar el Uruguayo. Nacional y Peñarol eran candidatos eternos y jamás un equipo chico había logrado destronarlos. Pero ese Defensor pudo hacerlo de la mano del profesor José Ricardo De León, de un grupo de futbolistas que creyeron en su propuesta y de una dirigencia que respaldó y apoyó al conductor desde el primer hasta el último momento del torneo.

“De a poco De León nos fue inculcando la idea. La capacidad de trabajo, la inteligencia, la gran labor del profesor (César) Santos en la parte física, que con su preparación hizo posible poder plasmar la táctica del técnico, y el respaldo de la directiva, terminó por conformar ese gran Defensor. El apoyo de los Franzini fue vital. Hicieron posible lo que parecía imposible. Respaldaron la idea de De León y la contratación de los jugadores”, recuerda 40 años después, Gregorio Pérez, un recio volante que terminó siendo un comodín dentro del esquema violeta.

Defensor Sporting campeón de 1976. Foto: Archivo El País.
Defensor Sporting campeón de 1976. Foto: Archivo El País.

“Las pretemporadas en aquella época duraban 20 días en la arena. Eran tremendas. Cuando empezamos a hacer los trabajos tácticos en cancha, De León nos empezó a mentalizar: ‘Acá no importa quién juegue. Lo importante es quebrar la hegemonía de los grandes en el fútbol uruguayo. Si ustedes creen... lo podemos lograr’, decía en cada entrenamiento”, rememora Gregorio, y agrega: “Hubo un partido clave con Peñarol en la segunda rueda. Perdíamos 1 a 0 y lo dimos vuelta 2 a 1. Ahí nos convencimos de que se podía. Había un grupo muy solidario y comprometido con la idea y con el club. Se generó esa aureola de campeón, venían de todas partes a ver a Defensor, se presentía. Y la prensa también seguía al equipo a todos lados. En ese momento no nos dimos cuenta de lo que habíamos logrado”, dice Gregorio Pérez.

Esa fría tarde del 25 de julio de 1976 quedó marcada a fuego. Fue el día que el fútbol uruguayo se tiñó de violeta. Pasaron 40 años, y aquel equipo cada día juega más.

Técnico: De León, un adelantado.

José Ricardo De León fue el gran hacedor del Defensor del 76, el equipo que cambió la historia en el fútbol profesional. Táctico y motivador por excelencia, marcó una escuela. No sólo en el Uruguay, en México también, donde arrasó con el Toluca en 1974-75. Un año después, lograba el milagro en casa, cuando cumplía 53 años y estaba en plena vigencia. Rudy Rodríguez, Salomón y Javier (foto) heredaron esa escuela del "Profe".

SABER MÁS

"Sólo nosotros creíamos" (por "Tato" Ortíz, ex-jugador y DT)

Yo era uno de los más jóvenes del plantel. Tenía 19 años, pero venía jugando en Primera División desde los 14. Fue el propio ‘profe’ De León el que me hizo debutar en el equipo. Pero ese año me afiancé. Dentro de un grupo de grandes jugadores y muchos de gran trayectoria, me hice un lugar. Se fue dando todo con el tiempo. No se armó de un día para el otro, porque De León ya había tenido un proceso anterior en Defensor y se fue a México dos años. Cuando volvió, se siguió con lo que había dejado. La semilla estaba plantada. Y a medida que avanzaba el campeonato nos sentíamos fuertes, creíamos que podíamos aunque en el vestuario nadie decía nada. En realidad, éramos los únicos que creíamos que se podía. Nadie daba nada por nosotros, esperaban que nos cayéramos. Era un cuadrazo. Clavijo en el arco, Quico Salomón, Jauregui... ¡Cubilla! fue clave, un jugador distinto, que hacía la diferencia, y ya tenía una gran trayectoria. Pero lo fuerte era el grupo. Y en eso tuvo mucho que ver el profe De León. No sólo en lo táctico, sino también en lo motivacional. Fue el primero en mover a un equipo en bloque, en no depender de las individualidades, en priorizar el juego en conjunto. Y también tuvo que ver la directiva, porque cuando los resultados no se daban, se lo bancó al profe y se creyó en su proyecto. Hicimos historia. En ese momento no nos dimos cuenta.

Plantel:

Arqueros: Freddy Clavijo, Jacinto Calleros, Fernando Alvez.

Defensas: Beethoven Javier, Francisco Salomón, BaudilioJauregui, Líber Arispe, Ricardo Conde, Ricardo Meroni, Washington González, Daniel Mayol.

Mediocampistas: Pedro Graffigna, José Gervasio Gómez, Ricardo Ortíz, Gregorio Elso Pérez, Juan Carlos Leiva.

Delanteros: Luis Alberto Cubilla, Pedro Álvarez, Rodolfo Rodríguez, Rudy Rodríguez, Alberto Santelli, Omar Mondada, Alfredo Cáceres, Julio Filippini.

Si no podés ver el video, hacé click aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)