FÚTBOL URUGUAYO

Ser entrenador: un trabajo 24/7 y que no se detiene por el coronavirus

Los técnicos no aflojan: miran videos, charlan con sus dirigidos y, sobre todo, se cuidan en medio de la cuarentena que se vive en nuestro país.

Alejandro Cappuccio, entrenador de Rentistas, junto a su familia.
Alejandro Cappuccio, entrenador de Rentistas, junto a su familia.

Que se entienda que este tiempo no es de vacaciones fue uno de los detalles que más se apuntó y si alguien sabe de ello son los entrenadores, que aunque estén en sus casa y con sus familias no aflojan ni un minuto.

El “Tato” Martín García es uno de ellos. “En lo personal se vive con tranquilidad, tomando todas las precauciones necesarias. Tratando de salir lo menos posible y turnándome con mi esposa para ir al supermercado”, comenta. Pero al momento de verlo como entrenador cuenta que está analizando videos de River Plate, el próximo rival de Danubio, viendo entrenamientos de su equipo y algunos del Real de España de Honduras, que tenía grabados. “También miro notas de otros entrenadores que siempre ayudan. Hoy se puede sacar información de todos lados, por lo que aburrirte no te aburrís”.

El técnico franjeado también mencionó que con los jugadores el contacto es permanente. “De hecho hace un rato hablé por WhatsApp con Luciano (Nequecaur) y con Cristian González para darles ánimo, que sigan entrenando y que sigan haciendo el plan y los microciclos que les estamos mandando nosotros. Trato de agarrar el día para mensajear a dos o tres jugadores, aunque dejo a los más grandes porque a ellos no me gusta molestarlos porque la conciencia misma los va a llevar a hacer los trabajos, pero sí a los más jóvenes les estoy arriba”.

martin garcia
martin garcía

Para Alejandro Cappuccio, entrenador de Rentistas, la situación es similar, pero como entrenador ya fue un poco más allá: “Ya teníamos visto a Liverpool y ahora estamos con Cerro Largo, que es el que le sigue y si se estira seguiremos con Wanderers y después con Peñarol,teniendo en cuenta el fixture para ir ganando tiempo porque después suponemos que los partidos se van a jugar muy apretados”.

“El contacto con los jugadores es diario por llamada o por videollamada y con el cuerpo técnico por la aplicación Zoom, porque somos ocho”, agregó.

El DT, que además trabaja en un estudio jurídico, tiene la posibilidad de seguir desde su casa con una computadora para “cumplir también como ciudadano la orden de estar en casa, porque tenemos que confiar en las autoridades competentes y también cuidarnos”.

Alejandro Cappuccio

Sin embargo Leonel Rocco no tomó el mismo camino: “Tenemos trabajos filmados y hacemos un repaso de ellos. A veces la semana te da para verlos, pero medio superficial porque los tiempo no dan y ahora sobran y entonces permite hacer todo este tipo de análisis de los partidos jugados”. Aunque aclaró que “analizar hoy en día al rival no tiene mucho sentido porque de aquí a que vaya a empezar la actividad es muy probable hasta que cambien algunos futbolistas. A mitad de año están los períodos de pases y hasta eso puede incidir porque el tiempo de parate se va a prolongar de forma correcta”. Rocco agregó que está en contacto con el plantel de Progreso, mandando trabajos para el mantenimiento y con formas para facilitar materiales.

Leonel Rocco en una práctica de Progreso. Foto: Francisco Flores.
Leonel Rocco en una práctica de Progreso. Foto: Francisco Flores.

Mientras tanto en Colonia, Matías Rosa toma las precauciones necesarias. “Me he encargado de ver videos de nuestros equipos, de rivales que enfrentamos, de otros que vamos a enfrentar y también de fútbol en general. Lectura sobre fútbol y también alguna que no tiene que ver con el deporte y en eso nos vamos dividiendo el tiempo, sumado también a lo familiar”.

En relación al contacto con los jugadores, Rosa se refirió a que se da todos los días: “Se hace a través de un grupo donde también está el resto del cuerpo técnico, donde tocamos temas grupales y también personales para ver cómo siguen con los trabajos”.

Matías Rosa. Foto: Francisco Flores.
Foto: Francisco Flores.

“Perdón la demora”, se excusó Román Cuello, “es que precisamente estaba en una videoconferencia con el plantel”, agregó el entrenador de Liverpool. El técnico negriazul explicó que “creamos un salón de clases utilizando una herramienta de Google que se llama Google Classroom que nos da la posibilidad de subir tareas para que ellos puedan completar formularios o responder cuestionarios y ahí trabajamos la parte táctica, psicológica, nutricional y del descanso y todo lo que en estos casos es indispensable”. Además afirma: “Utilizamos videos para ver análisis de nuestro juego, del juego de los rivales y de algunos equipos de la elite porque la situación demanda que estemos pensando constantemente en tareas innovadoras y divertidas”.

Cuello
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)