FÚTOBL

Un antes y un después en la vida de los seis salvados

Conmoción y dolor fue lo que sembró la tragedia acontecida con el avión que transportaba al plantel del Chapecoense, desde Bolivia a Colombia, para disputar la final de ida de la Copa Sudamericana 2016.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Chapecoense

Esto no solo se vio reflejado en el mundo del fútbol, sino que chocó en el planeta todo, que se vio consternado con la tragedia en la que fallecieron 71 personas entre futbolistas, periodistas, directivos del Chapecoense y tripulación del avión.

Pero así como hubo tantos fallecidos hubo seis milagros de vida que se recuperan, evolucionan y se lamentan de lo que sucedió. Tres jugadores, un periodista, el técnico aeronáutico y una azafata son quienes luchan luego de lo sucedido.

Aunque la condición médica de cada uno es variables, a pesar de ello cada uno ya se encuentra en sus respectivos países.

Jackson Follman, Helio Neto y Alan Ruschel fueron los tres jugadores que sobrevivieron a la tragedia y que debieron sobrellevar enterarse de las tristes noticias sobre sus compañeros y a las consecuencias del accidente. Follman, golero del Chapecoense, sufrió la amputación de la extremidad inferior de su pierna derecha. A pesar de ello, en el momento de su llegada a Brasil, se lo observó emocionado, de buen humor y con un mensaje que demuestra lo que pegó esta noticia a todos: "Prefiero la vida a mi pierna".

Neto, uno de los defensas del "Chape" que sobrevivió al accidente, llegó este viernes a Brasil y a pesar de que continuará internado, los médicos afirmaron que perfectamente podría volver a jugar al fútbol. Claro está que no será fácil y esto dependerá no solo de una evolución física, sino también psicológica.

Alan Ruschel, el otro defensa que sobrevivió, es quien parece estar mejor físicamente. En la jornada del viernes abandonó el hospital e incluso lo hizo caminando. En una conferencia de prensa brindada en la pasada jornada, el zagueron aseguró que "con trabajo volveré a jugar dentro de seis meses".

Otra vida. Un periodista, una azafata y un técnico.

Rafael Henzel, único periodista que seobrevivió, aseguró que "el mejor homenaje a los fallecidos es seguir trabajando", por lo que incluso ya tiene fecha para su regreso: 9 de enero. El técnico aeronáutico, Erwin Tumiri, fue el primero en recibir el alta y cinco días después de la tragedia ya se encontraba en su Bolivia natal. La azafata, Ximena Suárez, fue quien debió quedarse más tiempo en Colombia y recién hoy estará viajando rumbo a Bolivia, donde continuará su recuperación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados