NACIONAL

El desafío del semestre

El club tricolor estrena a Luis Betolaza como preparador físico.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luis Betolaza. El preparador físico será clave en la pretemporada que hoy comienza.

Un día, en un pequeño hotel de Guayaquil en el que estábamos concentrados con la selección de básquetbol, entré a la cocina para ver algunas cosas y sabés quién estaba… ¡El profe Betolaza! Tenías que verlo manejando todo, explicaba cómo cocinar, qué hacer. Más que preparador físico, ahí era el jefe de cocina. Eso te pinta de cuerpo entero la forma en la que trabaja... ¡está en todos los detalles!", explicó el entrenador de básquetbol, Javier Espíndola, el costado menos conocido de Luis Betolaza, el preparador físico que trabaja en los albos desde que culminó el Torneo Apertura y que desde hoy tiene el compromiso de mantener el rendimiento físico de Nacional en lo más alto del listón.

Betolaza, de 59 años, con más de tres décadas de recorrido como preparador físico, reconocido en todo el continente y una especie de "gurú" en su arte en México, pasó a ocupar en el cuerpo técnico de Álvaro Gutiérrez el lugar que dejó Marcelo Giarruso, quien por razones personales viajó a Chile.

"Siempre está un paso adelante. Tiene un nivel superior, es un gran estudioso y un fiel representante de la escuela de los preparadores físicos uruguayos que son reconocidos en el mundo", explicó Ángel Castelnoble, técnico que trabajó con Betolaza en Emelec, en Ecuador, en la década de 1990.

"Es el rey de la organización", agregó Espíndola a Ovación, que trabajó con el "profe" en Malvín, Unión Atlética y en la selección uruguaya de básquetbol. "Es un gran profesional, reconocido y muy actualizado. Fijate que la última vez me lo encontré en noviembre, que venía de Buenos Aires, de hacer un curso", destacó.

Betolaza ahora tiene la prueba más difícil: seguir haciendo volar a los albos, lo que hizo la diferencia en la cancha en el último semestre.

El regreso a sus orígenes

El recorrido más conocido de Luis Betolaza en Uruguay se asocia a la década de 1990, la del quinquenio de Peñarol. El preparador físico compartió el trabajo con Gregorio Pérez y construyó los mejores años de fútbol de los aurinegros.

Sin embargo, en la década de 1980, en sus primeras experiencias en el fútbol, fue el preparador físico de Luis Garisto en Nacional. Eso sucedió en 1983. Luego, recorrió los caminos del fútbol y el básquetbol, y trabajó en la selección.

En México, donde realizó la mayor parte de su carrera, hizo escuela y es reconocido por el trabajo que hizo en todos los clubes: Estudiantes Tecos, Atlas, Cruz Azul, Monarcas Morelia, Jaguares de Chiapas y Santos Laguna.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)