AUF

El desafío: Peñarol dispuesto a todo por la paz

Damiani advirtió: “Esto nos costará desgracias, pero no transamos con los delincuentes”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vázquez acusó a Damiani de regalar entradas y el presidente respondió. Foto: Archivo El País

El subsecretario del Interior, Jorge Vázquez, aseguró en su visita al programa Código País, que Juan Pedro Damiani le había dicho que regalaba 200 entradas a los hinchas de Peñarol para garantizar la paz durante los partidos. "Desde el año 2009, teníamos un acuerdo con la AUF, escrito y publicado, en que las entradas de favor no corren más. Sin embargo, eso se siguió dando. Voy a hablar de este tema con mucho respeto por las personas, porque cada uno de ellos tiene su realidad personal. A mí el presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, me dijo, delante de otras personas, que Peñarol compra 200 entradas y las reparte porque con eso se asegura que no va a tener problemas en las tribunas. Le dijimos: ‘mire que esto está prohibido’. Efectivamente, el protocolo de seguridad que acordaron y aprobaron tanto la AUF como la Intendencia para 2009 lo deja claro en su punto N°1: ‘No distribuirán entradas gratuitas a particulares. […] En caso de comprobarse la violación a esta disposición los responsables y la Institución involucrados serán sometidos a los órganos jurisdiccionales de la Asociación’."

Este mismo artículo es el que podría provocar algún castigo contra Peñarol por la invasión de cancha de sus hinchas tras el triunfo ante Plaza. Y es que Vázquez reveló poco después que hay una investigación abierta por varios paquetes de entradas encontrados en dicho partido. "Estaban dirigidas a grupos concretos. Ahí se ve que en cada uno dice: barrio Borro, La Costa, Marconi, etc. Debe haber unas 10 por paquete. Sabemos dónde se vendieron, a quién se vendieron y en qué momento. Está en vías de investigación". Si esa investigación judicial prueba que el club aurinegro regaló entradas, la institución deberá someterse al Tribunal de Penas de la AUF (tal y como establece el mencionado artículo 1). ¿Y qué castigo podría recibir Peñarol por la invasión de la cancha? Un punto menos en el próximo Campeonato, según el punto 5.9.1 del Código Disciplinario, que contempla dicha sanción para los incidentes producidos en partidos concluidos (hay más dureza con las suspensiones durante el juego y más aún antes del inicio). En cualquier caso, todo esto está pendiente de las conclusiones de la investigación judicial.

El presidente de Peñarol, consultado por Ovación, dio su versión ante las acusaciones de Vázquez. "Me duele muchísimo todo este tema. Yo a Jorge Vázquez le hablé con sinceridad, en una reunión que tuvimos hace unos 3 años. Fuimos Peñarol y Nacional, recuerdo que yo fui con Barrera y estaban Ache y Durán, o Balbi. Fui sincero y le dije que me respaldaba en el jefe de seguridad del club, que era Washington Vega. Y a instancias del Ministerio se le daban entradas a los referentes de la hinchada como si fueran parte del grupo de seguridad del club. Yo delegué el tema en Vega, que era un policía de muchos años y que por eso fue contratado. Vega estaba en constante contacto con el Ministerio, de modo que ellos sabían todo lo que se hacía en Peñarol", asegura Damiani, que no duda en recalcar su compromiso, y el del club, en expulsar a los violentos. "Hicimos un esfuerzo de un millón y medio por los molinetes y ahora lo vamos a hacer por las cámaras. Nosotros estamos de acuerdo con el Ministerio en todo, estamos del mismo lado. El Ministerio, la AUF y los clubes estamos todos contra la violencia. Peñarol va a transitar el camino que sea necesario, aunque nos quiten puntos y nos hagan perder campeonatos, para erradicar a estos 400, o 300 delincuentes, degenerados que le hacen tanto mal al fútbol. Pero para hacerlo necesitamos la ayuda del Ministerio del Interior. No me importa el precio. No transamos con nadie, con los delincuentes no se transa. Seguramente, todo esto nos va a costar desgracias personales e institucionales, porque ellos amenazan. Pero Peñarol es más grande. No tengo miedo, y no porque sea guapo, sino porque no se puede transar con delincuentes y permitir que nos tomen como rehenes".

El día que a Peñarol le llevaron tres candidatos.

"Se dijo que el Ministerio pidió que los referentes de las barras participasen de la seguridad de los clubes. Eso no es cierto, nunca lo hicimos. Sí se acordó que todos los cuadros tienen que tener un coordinador de seguridad", aclaró Jorge Vázquez en Código País, palabras que en la práctica se contradicen hasta con el protocolo de seguridad que se elaboró en 2009.

"Ese coordinador tendrá un perfil adecuado y ascendencia sobre los parciales del Club que representa", reza dicho protocolo en su sexto punto. ¿Quién si no los líderes de los violentos podrían "tener ascendencia" sobre los mismos? Álvaro Amoretti, exconsejero de Peñarol, va más allá y revela lo que sucedió en 2007, cuando tras la muerte de Héctor Da Cunha se formó una Comisión de Seguridad que integraba el doctor Ariel Del Bono y que decidió hacer una ronda por los clubes para instruirlos en el tema. El primer visitado fue Peñarol y no hay certezas de que la ronda continuase. Del Bono, el jerarca policial Luis Mendoza y dos policías, visitaron el Consejo Directivo.

"Nos mostraron tres fotos y Mendoza nos dijo que teníamos que contratar a esos individuos para la seguridad del club, que los pusiéramos como limpiadores del Palacio o de lo que fuera. Todos tenían antecedentes y nosotros nos mirábamos sin entender lo que nos pedía. Ricardo Scaglia, que era parte de la oposición, le preguntó si eso era un pedido del gobierno (en aquel momento, el primero de Tabaré Vázquez), a lo que el jerarca respondió afirmativamente. Entonces Scaglia le dijo que si se lo ponía por escrito lo haríamos; pero Mendoza se negó. No, porque esta reunión nunca pasó, le dijo. A lo que Scaglia contestó: Ahh, usted me da el chancho enjabonado para que me arregle en la bajada. Yo al tiempo renuncié y no sé cómo terminó el asunto", dijo Amoretti.

Carpas para controlar las cámaras móviles.

Las tres empresas (Itech, Securitas y una tercera no revelada) que compiten por lograr la adjudicación de las cámaras continúan en estos días sus reuniones tanto con la AUF como con Peñarol y Nacional, cada una lógicamente tratando de convencerlos de que su producto debe ser el elegido. Mientras tanto, poco a poco se van conociendo más detalles de cómo van a funcionar estos dispositivos.

El software está preparado para que la identificación se realice al instante y no habrá retraso en el envío de imágenes, a pesar de que algunas versiones así lo apuntaban. Así lo aclaró Jorge Vázquez en su visita al programa Código País. "He sentido que el responsable de la seguridad de Peñarol ha dicho que este sistema es muy difícil, porque las imágenes tienen que viajar, y entonces el ancho de banda…porque tienen que viajar al servidor del Miniterio… Eso no es cierto: ese sistema está pensado para que sea autosustentable. Las imágenes quedan en el propio sistema y es eficaz en muchas partes del mundo. No vamos a inventar la pólvora", dijo el subsecretario del Interior.

Otro de los detalles que reveló Vázquez es que son seis los equipos de cámaras móviles que se comprarán para utilizar en partidos de alto riesgo en diferentes escenarios que no sean el Estadio Centenario, el Gran Parque Central o el Campeón del Siglo. Según pudo saber Ovación, la idea es adquirir además unas carpas, que impidan la visión desde el exterior, las cuales servirán como centro de control desde el cual se manejará el software de identificación facial mientras que las cámaras se instalarán en los accesos al recinto. Hay que recordar que la idea es que el dispositivo móvil esté apoyado por drones, con capacidad para identificar a las personas desde el aire. En Itech incluso propusieron adaptar esta tecnología a las cámaras que los policías llevan en sus cascos.

Cámaras: ahora hay una decena de empresas.

En este momento hay una decena de empresas, entre las que se incluyen Itech y Securitas, ofreciendo la venta de cámaras de identificación facial a la AUF, para lo cual harán pruebas de funcionamiento en dos partidos que se jugarán el próximo domingo: Nacional-Fénix en el Gran Parque Central; y Plaza-Peñarol en Colonia.

A partir de esa instancia, los pasos a dar para la eventual adquisición de las cámaras serán los siguientes: las empresas interesadas entregarán a la AUF los resultados de las citadas pruebas, aquella se los trasladará a ITC, su asesora en materia de seguridad y de ese tipo de equipamientos, y ésta a su vez los presentará al Ministerio del Interior, que se expedirá en el sentido de establecer si el funcionamiento de las cámaras y las imágenes de identificación que se obtienen con ellas cumplen con todos los requisitos técnicos que ha exigido el gobierno desde un primer momento.

Después que la secretaría de Estado se expida, la AUF hará un llamado abreviado de precios -no una licitación- entre las empresas cuyas cámaras sean aceptadas por el ministerio, y luego la AUF presentará a las autoridades un cronograma de instalación del sistema, para todo lo cual hoy dejará formalmente sin efecto la licitación a la que llamó en octubre de 2014 y que "no se adjudicó, no es que se declare desierta", según el asesor Guillermo Piedracueva.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)