NACIONAL

Derrotación: Munúa y una apuesta arriesgada

Desde el domingo a la noche el tema futbolístico de discusión es la rotación que aplicó Gustavo Munúa en el plantel de Nacional.¿Se equivocó o no el técnico tricolor?

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nacional perdió 2-0 en Colonia ante Plaza. Foto: Marcelo Bonjour.

Desde el domingo a la noche el tema futbolístico de discusión es la rotación que aplicó Gustavo Munúa en el plantel de Nacional y que le costó perder más que el partido en Colonia a manos de Plaza (2-0), sino bajarse de la punta y hasta lapidar la posibilidad de quedar primero en la Tabla Anual.

¿Se equivocó o no el técnico tricolor? Vistas las patas a la sota, claramente fue un error. O, al menos, puede tildarse de una apuesta muy arriesgada en la que tenía más para perder que para ganar, pues si caía (como aconteció) las críticas le iban a llover, pero si vencía se hubiera tomado como algo natural que Nacional le ganara a Plaza. Por lo tanto, cabe concluir que no valoró correctamente la situación. Sin embargo, no fue lo único que no puso en la balanza el entrenador.

Momento.

Antes del partido y apenas se conoció la oncena de Nacional, Ovación digital lanzó una encuesta preguntando a sus visitantes si estaba de acuerdo con la decisión de Munúa. Ganó el "No" 51% a 49%. Es decir: empate técnico. La gente no veía tan mal la rotación. Sin embargo, no parecía el momento adecuado, pues Peñarol venía de perder y era la ocasión de marcar diferencia.

Los cambios.

La rotación fue casi completa; solo repitió Mauricio Victorino respecto a la oncena que jugó en Rosario. Lo más prudente parecía hacer tres o cuatro cambios, pues Nacional terminó sufriendo la falta de asociación de sus piezas al no estar acostumbradas a jugar juntas.

Laterales.

Puso dos juveniles, uno debutante como Cavanna. Y precisamente por las bandas llegaron los dos goles.

Futuro.

Lo que más llamó la atención fue que Munúa decidió aplicar la rotación para darle descanso a los habituales titulares luego de afrontar un partido como visitante, es verdad, pero en Rosario (Argentina), un viaje corto y que además hizo en vuelo directo; y antes de jugar por Libertadores en casa.

Munúa tomó una decisión y le fue mal, pero solo eso. Nacional perdió tres puntos, no un campeonato.

PREGUNTAS...

1 - ¿Por qué tomó Munúa la decisión de darle descanso a los titulares?

2 - Teniendo en cuenta que Peñarol había perdido el sábado y que Nacional podía superarlo tanto en el Clausura como en la Tabla Anual, ¿era el momento indicado para hacer la rotación?

3 - Comparando jugador por jugador la oncena de Nacional con la de Plaza Colonia, ¿tenía mejor equipo el conjunto local?

4 - Si Nacional tenía jugadores de más renombre, ¿cuál fue la razón de la derrota?

5 - ¿Haberse guardado a los titulares es una señal de que Nacional subestimó a su rival?

... CON RESPUESTAS

1 - Porque Nacional como institución tiene como gran objetivo la Copa Libertadores.

2 - Hay dos lecturas: sí, porque en definitiva si se perdía Peñarol no sacaría diferencias; no, porque era el momento oportuno para aprovechar el traspié del tradicional rival.

3 - En la mayoría de los puestos tenía futbolistas de mayor renombre y experiencia Nacional: Mejía, Cabaco, Victorino, Eguren, Tabó, Ignacio González, Barbaro y Mascia. Los de más renombre en el plantel de Plaza eran dos suplentes: Puppo y Bogliacino.

4 - Hay dos: la roja a Eguren y el mayor conocimiento colectivo de Plaza, que enfrentó a un oncena que nunca había jugado junta.

5 - Absolutamente. Sólo así se explica darle descanso a los titulares cuando venían de un viaje corto en chárter a Rosario y el próximo partido es en casa y ante un rival uruguayo, que tiene el mismo ritmo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)