ESPAÑA

La derrota más dura de Ancelotti

El 0-4 que sufrió Real Madrid marcó al entrenador, que hace 50 días fue campeón del mundo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
FOTO: AFP

Cincuenta días después de proclamarse campeón del mundo con el Real Madrid y poner la guinda a un proyecto con la Décima Copa de Europa como momento imborrable, Carlo Ancelotti pasa a estar señalado e instalar dudas en la cúpula madridista, por una nueva derrota ante el Atlético de Madrid.

Aunque nadie salva a ninguno de los jugadores que participaron en el 4-0 ante el Atlético de Madrid, el centro de la crítica se dirige a Ancelotti que volvió a tropezar en la misma piedra ante un técnico como el argentino, Diego Simeone, que le tiene tomada la medida.

La falta de variantes de Ancelotti, su apuesta por un mismo plan que ha quedado demostrado no funciona en los derbis ante el Atlético, y su gestión de la plantilla esta temporada, comienzan a sembrar las dudas en la directiva madridista que tiene muchas esperanzas en el crecimiento como técnico de Zinedine Zidane, al que ven como el sucesor del actual entrenador del primer equipo.

Ancelotti sufrió la derrota más dura desde que llegó al Real Madrid. No encajaba un 4-0 desde hace once años, cuando entrenaba al Milan en una noche inolvidable en Coruña cuando en Riazor el Deportivo firmó un partido mágico en Copa de Europa. Dio la cara con rostro desencajado, sin querer poner trapos calientes a la imagen ofrecida por sus jugadores en el terreno de juego.

"No hemos tenido nada hoy. Claramente tenemos que cambiar esta actitud"; "Ni un solo jugador que haya hecho un buen partido"; "Es el peor que ha jugado el Real Madrid desde que estoy sentado en el banquillo". Son frases de Ancelotti aún sin digerir la dolorosa goleada encajada.

El estilo del técnico italiano no es criticar públicamente a sus jugadores. Aceptó su parte de culpa y de puertas hacia dentro es como buscará desde mañana, en el regreso a los entrenamientos, soluciones inmediatas tras estudiar por vídeo lo ocurrido en el Vicente Calderón.

Ancelotti pide un cambio de actitud inmediato y habla de "responsabilidad" a sus jugadores. En su apartado digiere una nueva derrota táctica ante Simeone mostrando impotencia, sin aportar nada nuevo en una temporada en la que ha sido incapaz de vencer al equipo vecino en seis enfrentamientos. Mantuvo el 4-3-3 en los pocos ataques que enlazó el Real Madrid y un 4-4-2 en faceta defensiva, con poca actitud y menos ayudas de los extremos a los laterales.

Su única variante fue la apuesta por el alemán Sami Khedira en el centro del campo. En defensa tenía poco margen para cambiar por las bajas, mermado por las importantes ausencias de los centrales Sergio Ramos y Pepe, más Marcelo en el lateral izquierdo. Sólo la apuesta por Álvaro Arbeloa habría modificado el panorama. Cambiando de banda por un Fabio Coentrao que juega de forma irregular, más tiempo con molestias que en condiciones, o incluso de central, donde el técnico madridista no dudó en apostar por Nacho Fernández que no respondió como se esperaba en un partido grande.

La gestión de los minutos de un técnico que ha demostrado no creer en las rotaciones, provoca la imagen de cansancio que dejan en el campo jugadores referentes del proyecto como el alemán Toni Kroos o el portugués Cristiano Ronaldo. Las lesiones musculares comienzan a ser tónica habitual y junto a sanciones, dejaron un panorama difícil a Ancelotti en el Calderón, obligado a confiar en jugadores como Nacho, Coentrao o Khedira que no han tenido ninguna continuidad, y sin revulsivos en el banquillo, con Jesé Rodríguez que va entonándose con el tiempo pero tiene pocos minutos, y menos aún el mexicano 'Chicharito' Hernández que no alcanza ni el papel de secundario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)