Clásico con mayoría de foráneos en españa

Un "derbi" muy poco criollo

Real Madrid recibe a Barcelona el sábado en el primer clásico de La Liga de esta temporada, en los merengues juegan sólo tres españoles y en el equipo de Valverde hay solamente tres catalanes 

Foto: Archivo
Sergio Ramos y Gerard Piqué. Foto: Archivo El País.

Real Madrid y Barcelona jugarán el sábado en el Santiago Bernabéu el primer clásico de La Liga Santander de esta temporada. En un año en que Cataluña ha luchado por su independencia y donde las cosas no parecen estar del todo bien entre madrileños y catalanes, basta repasar las integraciones de los dos equipos para ver qué tan criollo o qué tan español y catalán es realmente el clásico.

Por ejemplo, en el último partido disputado por Real Madrid, que fue la final del Mundial de Clubes frente a Gremio ganada por los merengues 1-0 con gol de Cristiano Ronaldo, hubo sólo tres futbolistas españoles en la formación inicial. Ellos fueron: Sergio Ramos, Daniel Carvajal e Isco. Luego ingresó un cuarto, Lucas Vázquez.

Y según se anuncia desde la madre patria, el equipo para recibir a Barcelona el sábado será el mismo que jugó la final frente a Gremio. O sea que ocho de los futbolistas del Madrid que jugarán el clásico son extranjeros, además del técnico Zinedine Zidane.

Del otro lado, las cosas son bastante parecidas, pues teniendo en cuenta el último equipo con que jugó Barcelona frente a Deportivo La Coruña por la Liga, sólo tres futbolistas son catalanes: Gerard Piqué, Jordi Alba y Sergi Roberto. Si bien es cierto que había dos españoles más en cancha, Iniesta y Paco Alcácer, el primero es de Albacete y el segundo de Valencia.

Por lo tanto, en el último partido disputado por el equipo catalán había seis foráneos en la cancha, entre ellos las estrellas: Lio Messi y Luis Suárez.

El técnico Ernesto Valvere, mientras tanto, tampoco es catalán. Nació en Viandar de la Vera, Cáceres, Extremadura.

Así las cosas, el clásico del próximo sábado tiene muy poco de criollo: habrá sólo tres españoles de un lado y tres catalanes del otro.

De todas maneras, eso poco le importa a los hinchas que viven con gran expectativa lo que sucederá el sábado en el Bernabéu.

Los hinchas merengues no hacen otra cosa que recordar el último clásico, que se jugó en agosto pasado por la Supercoa de España. El equipo de Zidane había ganado 3 a 1 en la ida y volvió a vencer 2 a 0 en la vuelta en un partido en el que no le salió nada a Messi y compañía.

Pero han pasado cuatro meses y las cosas han cambiado mucho en el equipo de Valverde desde aquel entonces. En agosto, Barcelona se se encontraba en medio de un terremoto tras la partida de Neymar al PSG. La poca capacidad del club para retener al brasileño sumió a los culés en una gran depresión.

Hoy el Barça ya no es aquel equipo vulnerable de hace unos meses. Ha mejorado mucho defensivamente. Es muy difícil hacerle un gol al cuadro catalán. Un ejemplo: Real Madrid le hizo cinco tantos en los dos partidos de Supercopa. Después, el Barça tardó 16 partidos en sumar la misma cantidad de tantos recibidos. Además, lidera la clasificación de La Liga y con un triunfo el sábado dejaría a Real Madrid casi sin opciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º