ESPAÑA

Deportivo La Coruña pide cárcel para Munúa, pero se niega a despedirlo

El uruguayo era el arquero del Levante, en el partido supuestamente arreglado contra Zaragoza, que determinó el descenso del club gallego.

Figura. Gustavo Munúa cuando jugaba en el Deportivo. Foto: Reuters
Foto: archivo El País.

Así lo informa El País de Madrid: "El Deportivo se encuentra inmerso en una paradoja. Lleva más de tres años empeñado en encontrar una reparación económica por el presunto amaño del partido entre Levante y Zaragoza de la última jornada de la temporada 2010-11. Ganaron los maños y con esos tres puntos lograron superar en la tabla al equipo coruñés, que se fue a Segunda División. Personado en la causa abierta a instancias de la Liga de Fútbol Profesional, el club gallego entregó este miércoles ante la Justicia un escrito de acusación en el que anuncia que en cuanto se abra juicio presentará una prueba pericial que determinará el daño económico y la cuantía de la indemnización que reclamarán y que podría superar los 15 millones de euros por derechos de televisión y patrocinios que dejaron de percibir. Pero esa petición de culpabilidad conlleva también que deba solicitar penas contra los futbolistas, técnicos y directivos investigados. En ese sentido el Deportivo se alinea con la Fiscalía, que solicita penas de prisión de dos años que casi con seguridad no implicarían ingreso en la cárcel, y no con la Liga, que quiere ejemplarizar con un castigo de cuatro años. Entre los acusados está Gustavo Munúa, actual entrenador del filial deportivista. De esta manera el Deportivo pide prisión, multa e inhabilitación de seis años para uno de sus técnicos. Al tiempo invoca la presunción de inocencia para no despedirle de inmediato".

Munúa, que fue jugador de La Coruña entre 2003 y 2009, volvió al club en noviembre del año pasado para hacerse cargo del equipo filial, que juega en la Segunda División B.

El Deportivo espera ahora la apertura de juicio, que se presume que será antes de mitad de año, para presentar su petición de indemnización, que es según explicó esta semana su consejero Enrique Calvete lo que le mueve a dar la batalla en este proceso. "Perseguimos el interés del club por encima del de las personas. Es un tema que hemos peleado y sudado porque en primera instancia se negó por parte del juzgado que pudiéramos personarnos y defender los derechos del club como perjudicado".

En esa idea acusan ahora a Munúa, uno de sus trabajadores, pero según indica El País "no tomarán medidas laborales sobre él hasta que haya una sentencia en firme". "Nos alegramos", confesó Tino Fernández tras conocer hace un mes la noticia de que el caso se reabría. Y añadió: "Vamos a seguir hasta el final y en principio pensamos que Munúa no está implicado en el amaño".

En el Deportivo entienden además que, según el video del partido, el entonces arquero del Levante tuvo una gran actuación, impidió varios goles del Zaragoza y nada pudo hacer en los dos que le hicieron. Apuntan que tiene el derecho la presunción de inocencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)