EN EL CENTENARIO

Demasiada camiseta

Peñarol cargó su historia en el pecho y cayó ante Rampla.

Foto: Francisco Flores.
Foto: Francisco Flores.
Foto: Francisco Flores.
Foto: Francisco Flores.
Foto: Francisco Flores.

Nunca una camiseta de Peñarol pesó tanto y capaz que eso se notó. Aunque para el público desde las tribunas era impercebtible, allí, sobre el cuerpo de cada uno de los 14 futbolistas aurinegros que estuvieron anoche en el campo del Centenario, estaban las glorias del siglo pasado estampadas en las camisetas del aniversario 127.

El peso histórico de la institución estaba, literalmente, sobre este plantel. A eso se le agregó el peso de lo que se jugaba este Peñarol del “Memo” López, porque debía ganar para seguir dependiendo de sí mismo tanto en la Anual como en el Clausura. Ahora, luego de la inesperada derrota 1-0 a manos de Rampla Juniors, solo mantiene esa calidad en el torneo corto, porque en la acumulada quedó a cuatro unidades de Nacional y con el clásico a la vista.

Más liviano llegó Rampla, aunque no tanto. Se está jugando la permanencia en Primera y tanto Fénix como Racing habían ganado más temprano, por lo que dejar puntos lo expondría. Sin embargo, fue el que mejor manejó la presión de los dos y se llevó las tres unidades en juego.

¿Sintieron los aurinegros el peso de la historia sobre su cuerpo? Estaban Estoyanoff y Maxi Rodríguez con toda su experiencia en cancha, pero poco pudieron hacer para sacar al equipo adelante. Al aurinegro le faltó generación, precisión y sobre todo culminación. De repente la explicación debe buscarse en algo más terrenal: la ausencia del “Cebolla” Rodríguez y de Guzmán Pereira. El desempeño de Peñarol ante Rampla dejó en evidencia la importancia desde lo futbolístico que tiene el doble cinco titular, ese que marca, quita, empuja, saca pelotas bien jugadas, pone en carrera a los delanteros y hasta llega a definir, como en el caso del capitán.

Tampoco estuvo Lucas Viatri, quien sufrió una molestia muscular horas antes y faltó ese que hace el trabajo sucio para que el “Toro” Fernández sea goleador.

Los aurinegros tuvieron la pelota durante gran parte del partido. A los 15’ ya habían generado cuatro chances claras de gol llegando por las bandas ante un Rampla que, con dos líneas de cuatro inalterables, se defendía. El “Tola” partió el equipo, dejó a los dos delanteros siempre arriba y a los 44’ llegó al gol, mostrando la eficacia que le faltó al aurinegro.

Durante los segundos 45 minutos Peñarol intentó empardar el marcador, aunque con escaso fútbol y menor precisión para liquidar. López hizo cambios, puso un 4-3-3 (Rodrigo Piñeiro, el “Toro” Fernández y Darwin Núñez en punta, con Maxi Rodríguez e Ignacio Lores tratando de generar) y nada cambió, porque tuvo más profundidad, pero las jugadas fueron mal definidas y, al quedar solo Gonzalo Freitas para la contención, Rampla pudo haber llegado al segundo.

El “Picapiedra” se llevó la victoria y está más cerca de quedarse en Primera. Peñarol perdió el invicto, la ventaja cómoda en el Clausura y tal vez la Anual.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º