fotogalería

Lo que dejó un clásico con pocas emociones

El gol de Sebastián Rodríguez, el abrazo de Sebastián Fernández con Walter Gargano y la marca que le quedó a Jorge Fucile en la pierna.

Sebastián Rodríguez ya remató y la pelota va en dirección al arco aurinegro. Foto: Gerardo Pérez
Sebastián Rodríguez ya remató y la pelota va en dirección al arco aurinegro. Foto: Gerardo Pérez
Dawson no pudo hacer nada y la pelota entró contra el caño derecho. Foto: Fernando Ponzetto
Dawson no pudo hacer nada y la pelota entró contra el caño derecho. Foto: Fernando Ponzetto
Sebatián Rodríguez inicia el festejo del gran gol que anotó en el clásico. Foto: Gerardo Pérez
Sebatián Rodríguez inicia el festejo del gran gol que anotó en el clásico. Foto: Gerardo Pérez
Así quedó la pierna de Jorge Fucile tras la durísima entrada de Guzmán Pereira. Foto: Gerardo Pérez
Así quedó la pierna de Jorge Fucile tras la durísima entrada de Guzmán Pereira. Foto: Gerardo Pérez
El abrazo entre Sebastián Fernández y Walter Gargano antes del partido. Foto: Gerardo Pérez
El abrazo entre Sebastián Fernández y Walter Gargano antes del partido. Foto: Gerardo Pérez
Ostojich en el momento que le muestra la tarjeta roja a Agustín Rogel. Foto: Gerardo Pérez
Ostojich en el momento que le muestra la tarjeta roja a Agustín Rogel. Foto: Gerardo Pérez
Maximiliano Rodríguez, que no tuvo un buen debut, tirado en el césped. Foto: Gerardo Pérez
Maximiliano Rodríguez, que no tuvo un buen debut, tirado en el césped. Foto: Gerardo Pérez
Aquí arranca el contragolpe de Alfonso Espino que después no terminó en gol. Foto: Fernando Ponzetto
Aquí arranca el contragolpe de Alfonso Espino que después no terminó en gol. Foto: Fernando Ponzetto
Diego Arismendi, al final del partido, saluda a la parcialidad de la Colombes. Foto: Gerardo Pérez
Diego Arismendi, al final del partido, saluda a la parcialidad de la Colombes. Foto: Gerardo Pérez
Álvaro González, de gran clásico, se prepara para dominar la pelota. Foto: Gerardo Pérez
Álvaro González, de gran clásico, se prepara para dominar la pelota. Foto: Gerardo Pérez

El clásico por la Copa de Campeones de Uruguayos tuvo nada más que un gol, dos penales no cobrados a favor de Peñarol y alguna incidencia fuerte que debió ser castigada con mayor severidad por el árbitro Esteban Ostojich, como el golpe de Guzmán Pereira a Jorge Fucile.

​Al comienzo del partido hubo muchos intercambio de abrazos y saludos, el más efusivo se lo dieron Sebastián Fernández y Walter Gargano, durante mucho tiempo compañeros de la selección uruguaya de fútbol.

En la noche del lunes hubo varios jugadores en la cancha que son parte del proceso de la Celeste mayor: Esteban Conde, Diego Polenta, Jorge Fucile, Álvaro González, Diego Arismendi, Sebastián Fernández (por Nacional); Matías Corujo, Walter Gargano, Cristian Rodríguez y Guzmán Pereira (por Peñarol).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)