COPA LIBERTADORES

Es casi imposible

Defensor Sporting volvió a perder en su estadio, esta vez frente a Atlético Mineiro que le hizo dos goles de visitante que lo dejan casi afuera de la Libertadores

Álvaro "Tata" González en el Defensor vs. Mineiro por la Libertadores
Foto: Marcelo Bonjour

No hay caso, Defensor Sporting no logra ganar en su casa. Este año perdió con Bolívar, con Barcelona, con Peñarol y ayer cayó ante Atlético Mineiro, un equipo muy superior, que incluso podría haber ganado por varios goles más.

De nada sirvió la rebeldía que mostraron los jóvenes violetas en los primeros 15 minutos del segundo tiempo tras el ingreso de Ignacio Laquintana. Los dos goles de visitante que anotó ayer el equipo brasileño en el Estadio Franzini parecen muy difícil de remontar en Belo Horizonte dentro de una semana.

La noche comenzó con Ricardo Oliveira rodeado por sus compañeros, en una arenga en la que seguramente se habló de Dios. Porque el centrodelantero de Mineiro, que cumplirá 39 años en mayo, es pastor. Y cuando se retire, piensa dedicarse a hacer el bien. Y anoche lo hizo, porque varias veces en las que pudo rematar al arco, le cedió el balón a sus compañeros. Para alegría de los violetas. Es que la clase y la jerarquía de Oliveira se nota sólo al verlo trotar con suma tranquilidad por el campo. Así como en la simpleza con la que resuelve todas las acciones del juego en las que participa.

De todas maneras, ayer no fue el pastor, que se fue 20 minutos antes del final, el mejor de la cancha. Luan lo superó con su dinámica, su ritmo y su toque de pelota. El volante aparece por todos lados del campo y sólo le faltó el gol, aunque estuvo cerca de conseguirlo.

El tanto que anotó el capitán Réver aprovechando su metro 90 de altura para peinar la pelota cuando iban apenas 10 minutos de juego, hizo que el partido se volviera muy cuesta arriba para el equipo de Jorge Da Silva, que aún está en formación.

El primer tiempo fue prácticamente un show de Atlético Mineiro, salvo algunos impulsos individuales de los violetas cuando Pablo López se encontraba con la pelota por derecha.

En los últimos 10’ el local mejoró. Tras una patriada del capitán Nicolás Correa, que hizo que los hinchas se levantaran de sus asientos, Defensor Sporting dispuso de varios tiros de esquina a su favor. Conseguir el empate en ese momento hubiera sido ideal, pero no se dio.

Lo mejor de los del Parque Rodó estuvo en los primeros 15’ del complemento. Laquintana entró muy bien, asumió la responsabilidad y complicó a la defensa brasileña. Pero volvieron a fallar en la definición.

El gol de Cazares liquidó el partido y prácticamente la serie.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)