TORNEO CLAUSURA

¿Defensivo yo? La pregunta de la que se ríe Álvaro Gutiérrez

El técnico ha llevado a Nacional al tope del Clausura, de la Anual, a ser el más goleador del año y a tener la valla menos vencida del torneo en curso.

Álvaro Gutiérrez
Álvaro Gutiérrez. Foto: Leonardo Mainé

Los ingleses suelen decir que la paciencia es una virtud. Vaya si lo es especialmente en el fútbol, donde la pasión siempre está por encima de la razón y mucho más en un club grande como Nacional, donde el hincha es incapaz de permitir un desliz.

Para el parcial tricolor hay que ganar siempre y en lo posible jugando bien. Allá por mediados de julio, cuando Nacional comenzó perdiendo 1-2 de local en el Intermedio con Defensor Sporting, luego lo hizo en la misma condición 0-1 con Inter de Porto Alegre por Copa Libertadores, volvió a caer con el conjunto brasileño 2-0 de visitante y luego enganchó dos empates (0-0 y 1-1) con Boston River y River Plate.

En poco más de un mes (35 días exactamente) Nacional quedó afuera del torneo continental y no conseguía descontar en la Tabla Anual. Entonces empezó el nerviosismo y alguna resistencia a la propuesta de Álvaro Gutiérrez.

“La verdad es que no entiendo mucho. Yo hago las cuentas y nadie consiguió más puntos que nosotros”, decía por entonces el entrenador en su círculo más íntimo. Algunos dirigentes, víctimas de esa impaciencia que caracteriza a los hinchas, se subieron al carro y por lo bajo también se mostraban críticos hacia el fútbol desplegado por el equipo de “Guti”.

Pero el técnico sí tuvo la virtud de la paciencia y, por suerte para él y la institución, la dirigencia también.

A paso arrollador

Pasado ese período crítico, todo lo que vino después fue mucho mejor que bueno. Nacional ganó los ocho partidos siguientes (racha que mantiene hasta hoy), se convirtió en primero del Clausura, tomó la punta de la Tabla Anual, pasó a ser el equipo más goleador del año (58), el menos vencido del torneo actual (1) y el segundo menos vulnerado del año (24), posición que comparte con Cerro Largo, precisamente su escolta en la tabla acumulada.

Los números

Repasando aquella frase de Gutiérrez de que los números le daban bien, tenía razón el entrenador. En una campaña muy similar a la que tuvo en el Apertura 2014, cuando ganó 42 de 45 puntos y luego (sacando provecho de haberse adjudicado la Anual) se coronó campeón uruguayo luego de vencer a Peñarol en el partido semifinal, “Guti” y sus dirigidos ilusionan a los hinchas tricolores.

Apertura 2014. Nacional se consagró campeón ganando 42 de 45 puntos; junto con el de 2002, fue lo mejor del tricolor.
El Nacional campeón del Apertura 2014 dirigido por Álvaro Gutiérrez. Foto: Archivo El País

Ha ganado 56 de 69 puntos disputados por el Uruguayo, con 17 triunfos, 5 empates y una sola derrota, la ya señalada ante Defensor Sporting. Lo interesante del asunto es que lo ha hecho fiel a sus convicciones, sin tener que traicionar sus principios.

Cuando llegó a Nacional para rescatarlo del penúltimo lugar que ocupaba en la quinta fecha del Apertura, fue muy claro: “Lo esencial será conservar el cero en el arco, porque en el equipo hay jugadores que nos aseguran un gol por partido”. Entonces, muchos lo tildaron de defensivo, pero el correr del tiempo demostró que estaba en lo cierto. Desde su llegada una sola vez el equipo se quedó en blanco y fue en Florida, ante Boston River por el Intermedio, cuando se encontró con un campo de juego que no estaba en buenas condiciones, algo incluso de lo que se quejó el elenco local, pues tampoco pudo desarrollar su juego.

En los restantes 22 partidos que condujo a Nacional por el torneo local, el tricolor convirtió. Tres encuentros (frente a Juventud, Wanderers y Danubio) los ganó 1-0, haciendo carne la importancia de mantener el arco cerrado.

Desconfianza

Cuando para el clásico Gutiérrez sorprendió al utilizar un 4-1-4-1 muchos miraron el sistema con desconfianza. Otra vez volvieron las etiquetas de defensivo, pero lejos de eso hoy Nacional es más ofensivo que ninguno y la primera muestra la dio en ese mismo clásico, al ganar 3-0. Rafael García como volante tapón permite poner más hombres de buen pie en el medio y, en definitiva, tener más presencia en ataque con goleadores implacables como Bergessio y Vecino. “Guti” se debe preguntar: ¿defensivo yo?

ANTE CERRO

Vuelve Viña y continúa Cotugno a la derecha

Con el retorno de Matías Viña, procedente este jueves de Lima donde jugó el segundo tiempo del partido que Uruguay empató 1-1 con Perú y puso el pase de gol, Álvaro Gutiérrez recupera a su lateral izquierdo titular y, además, soluciona un problema que se le presentó luego del triunfo 2-0 sobre Plaza Colonia, ya que Armando Méndez fue amonestado y vio la quinta amarilla, razón por la cual está suspendido para el encuentro de mañana (hora 19.00) frente a Cerro en el Gran Parque Central. El entrenador recurrirá nuevamente a la rotación y por estas horas se evalúa qué jugadores ingresarán en la misma. Los candidatos son Felipe Carvalho en defensa, Matías Zunino y Gonzalo “Chory” Castro en el mediocampo y Gonzalo Bergessio en la ofensiva. Incluso cabe la posibilidad de que tenga minutos desde el inicio Rodrigo Pastorino como punta de ataque, ya que el entrenador tricolor reconoció luego del triunfo en Colonia que el exdelantero de Wanderers está en muy buen nivel y que siente que ha sido “injusto” con él y con otro futbolistas que también están muy bien y han jugado muy poco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)