NACIONAL

La defensa es la piedra en el zapato que tiene Gustavo Munúa desde su llegada

El técnico no ha podido dotar de solvencia a Nacional en el fondo, al punto que recibió 21 goles en 13 partidos. Los problemas parecen estar por las bandas.

Guzmán Corujo
Guzmán Corujo y Mathías Laborda ya jugaron dos clásicos juntos y los ganaron sin recibir goles: 2-0 y 1-0. Foto: Archivo El País

Gustavo Munúa parece tener claro el sistema táctico que utilizará el domingo en el clásico: 4-3-3. Al menos eso es lo que ha trabajado en los partidos amistosos que disputó Nacional luego de la pausa por la pandemia. Sin embargo, en la defensa parece ser donde más dudas aparecen en cuanto a la integración, sobre todo por los laterales, donde algunos futbolistas presentaron problemas físicos. De cualquier manera, todo apunta a que Matías Suárez marcará la punta derecha y Agustín Oliveros la izquierda.

La duda
Mathías Suárez en Nacional
Mathías Suárez
Edad24 años
PosiciónLateral derecho
ApuntePuede jugar por ambos perfiles

Se hizo una artroscopia y aún está en recuperación. Hizo fútbol 70 minutos el sábado ante Liverpool jugando como lateral izquierdo ante la ausencia de Agustín Oliveros y la lesión de Ayrton Cougo y dio una asistencia. Todo apunta a que será titular marcando la banda derecha.

Más allá de la interrogante por cuestiones físicas, surgen otras a nivel futbolístico, pues si algo negativo presentó el conjunto tricolor desde la llegada de Munúa fue la vulnerabilidad que presentó defensivamente, ya que recibió 21 tantos en 13 juegos.

Este es un punto de atención, máxime en un clásico, cuando se supone que del lado de enfrente está una de las ofensivas más fuertes del plano local y es el partido que menos se quiere perder.

Aunque ha sido muy poco lo que se ha podido ver de los amistosos, ya que dos fueron televisados y los otros solo en algunos pudieron observarse las jugadas, los principales problemas de contención parecen estar por las bandas, en donde los laterales no han sido efectivos al contener.

Por el centro de la retaguardia no parece haber tantos inconvenientes, porque Guzmán Corujo y Mathías Laborda son fuertes tanto en el juego aéreo como en los mano a mano. Tan es así que Corujo convirtió en el clásico disputado el 11 de diciembre por la final del Clausura, ganado 2-0 por los tricolores. Tienen velocidad (especialmente Laborda) y suelen pesar mucho también en el área de enfrente.

En el caso de los laterales, no solo deben contener, sino también proyectarse. Y Nacional tiene uno de mucha presencia ofensiva como Matías Suárez. Oliveros todavía no se anima tanto, pero es un jugador rápido y si tiene la posibilidad pasará al frente. No obstante, mejorar la eficacia en los centros es un debe que tienen ambos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados