TORNEO APERTURA

La decisión ya está tomada: Luis Mejía ocupará el arco de Nacional ante Progreso

Luego de la soberbia actuación del panameño en el triunfo 1-0 sobre Atlético Mineiro en Belo Horizonte y por la Copa Libertadores, también atajará por el Apertura.

Luis Mejía
Luis Mejía. Foto: Gerardo Pérez

Cambio de roles en el arco de Nacional. Álvaro Gutiérrez continuará con la rotación entre Esteban Conde y Luis Mejía, pero ahora este último pasará a atajar en el torneo Apertura y el capitán en la Copa Libertadores, al menos en el próximo partido.

El panameño fue la gran figura de Nacional en la victoria 1-0 sobre Atlético Mineiro en Belo Horizonte, resultado que le garantizó a la institución el pasaje a octavos de final de la Libertadores y con ello ingresos por US$ 750.000 más, que se suman a los US$ 1,8 millones de la fase de grupos.

Hacer caja es vital para la institución, por más que la prioridad deportiva es ganar el Uruguayo y cortar el tricampeonato de Peñarol.

Sin embargo, los tricolores piensan en el corto plazo y en ese sentido el objetivo es el clásico. El último partido por la Copa, en casa ante Cerro Porteño, poco decidirá. La caída de los paraguayos ayer 2-1 con Zamora los dejó compartiendo el primer lugar con los tricolores (12 puntos) y lo único que decidirá el choque será el primer lugar, en el que están los guaraníes por saldo de goles.

Por lo tanto, se piensa en el clásico y para llegar de la mejor forma se le dará la confianza a Mejía de atajar mañana ante Progreso y hacerlo sentir definitivamente titular. “Se la bancó los tres años como suplente sin chistar y ahora se ganó el puesto”, dicen desde la interna tricolor.

¿Y Conde? No es una decisión fácil sacar al capitán, pero “lo de Mejía rompe los ojos”, se afirma en el entorno del plantel. Como en el caso del arquero es uno solo, no hay más remedio que pasar el brazalete, que por cierto no será Gonzalo Bergessio, suspendido.

“Coco” atajará sí en el último partido de la Libertadores, pero a esta altura nadie garantiza que lo haga en octavos de final, porque ahí se volverá a jugar por gloria y dinero y Mejía está insacable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)