CRISIS POLÍTICA

Decisión de Nacional de no votar en la AUF genera división en el club

Hay dirigentes que cuestionan que la determinación de no ir al Consejo de Fútbol Profesional no haya sido resuelta en directiva.

José Decurnex y Alejandro Balbi
Con Decurnex y Balbi a la cabeza, la dirigencia de Nacional . Foto: Leonardo Mainé

La llamada que impidió que los delegados de Nacional ingresaran a la reunión del Consejo de Fútbol Profesional para entregar su voto, como estaba prometido para que la temporada futbolera pudiese disfrutar de la Copa Uruguay, además de hundir a la competencia que iba a integrar a los clubes del Interior con los de Montevideo indefectiblemente terminó originando grandes consecuencias políticas. En la AUF y en la vida de los tricolores.

El enojo del presidente de Nacional, José Decurnex, con el titular de la AUF, Ignacio Alonso, fue lo que terminó primando para que se incumpliera con la entrega de un voto que hubiese logrado que por 24 a 22 se avalara la disputa del novedoso certamen.

Decurnex, como fue informado en Ovación en la sección "Te la dejo picando", no dejó de lado las diferencias con Alonso porque entiende que el titular de la AUF le dio la espalda a Nacional y no ejecutó muchos de los pasos que se habían anunciado que se darían.

Esa situación, no solucionada, propició, entre otras cosas, que los tricolores se fueran de la AUF, no asistieran a reuniones del Consejo de Liga y refrendaran su malestar con la determinación de la pasada noche.

Claro que en este caso, de enorme peso político, porque la lectura que arroja el desenlace es que Nacional queda unido a los nueve clubes que de manera permanente han expresado su disconformidad con el Ejecutivo de la AUF.

Irremediablemente, esta acción genera un conflicto interno. Hay muchos directivos de Nacional que no pueden ocultar su contrariedad porque se "pegó un golpe en el mentón al presidente por el cual Nacional trabajó para que llegase al cargo" y, además, se hizo "sin tratamiento en el seno de la directiva".

Varios directivos sostienen que este tipo de decisiones deben ser adoptadas por resolución de todos los dirigentes, porque se trata de temas "institucionales", lo que probablemente traiga aparejada una crisis política dentro del club.

Aunque la decisión de no asistir al Consejo del Fútbol Profesional no haya tenido como origen el formar parte de un movimiento desestabilizador del Ejecutivo, y exclusivamente responda a un cuestionamiento duro por las decisiones que Alonso no tomó en situaciones específicas, en filas de Nacional hay directivos que entienden que el club nunca debió dar este paso.

De hecho, varias voces auguran que el próximo lunes en la reunión de la directiva quedarán claro que habrá un antes y un después, y que a Decurnex se le hará saber que su determinación generó una división política innecesaria dentro del club.

Algunos establecen que ahora se precipitará un regreso de Nacional a la AUF para empezar a reconstruir lo que se está perdiendo y que las condiciones del retorno las pondrá la directiva por votación y no por el pensamiento del principal dirigente. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados