De Volea

2016 debe ser el año de Luis

Ahí va el muchacho de Salto abrazándose con sus compañeros y saltando como un niño en Día de Reyes. Envuelto en la bandera de Uruguay, Luis Suárez disfruta este momento, que es el de su revancha.

DANIEL ROSA

Es imposible imaginarse la cantidad de imágenes que pasaron por su mente en esos momentos. Es un momento feliz, pero cuando uno disfruta lo primero que viene a la cabeza son los difíciles que hubo que pasar y vaya si el "Pistolero" los vivió.

Mira la "orejona", la toca, la abraza, la comparte y la alza. Sólo él sabe todo lo que le costó llegar a ese momento; sólo él descubrió en los meses que pasaron entre su salida del Mundial en la noche oscura y su hora más gloriosa quiénes fueron los verdaderos amigos, esos con los que ahora va a compartir más que con nadie su alegría.

Hoy todos los uruguayos se enorgullecen de verlo a Suárez en ese sitial y al mismo tiempo lamentan su ausencia en la Copa América.

El de Brasil debía ser su Mundial, pero cometió un error por el que la FIFA le aplicó una (desmedida) sanción que le impedirá estar en el torneo continental y perderse el inicio de temporada con Barcelona. Poco le importó al espíritu indomable de Luis, que la peleó y salió adelante completando el tridente soñado con Messi y Neymar.

Si en 2015 ganó todo y completó tan buena temporada, 2016 puede ser su año en Barcelona. Y Rusia 2018 el de su revancha mundialista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)