NACIONAL

La debacle del "Cacique"

Alexander Medina reconoció ante los medios que los (malos) resultados fueron a la larga los que le llevaron a dar un paso al costado del elenco tricolor. Todos ellos llegaron en la parte final del año.

Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez

Cuando comenzó el segundo semestre de 2018 el convencimiento era que Nacional era el equipo a vencer. De hecho era el gran favorito a alzarse con el título del Uruguayo, porque la solidez que había mostrado en la primera parte del año había sido envidiable.

Sin embargo, y como el propio Alexander Medina lo reconoció este viernes en la conferencia de prensa en la que explicó los motivos de su paso al costado, el golpe de haber quedado eliminado primero de la Copa Libertadores y luego de la Copa Sudamericana pegó muy duro.

A eso se sumaron bajas como las de Guzmán Corujo (lesión), Diego Polenta, Gonzalo Bueno, Gino Peruzzi y Diego Arismendi, entre otros. Ese cóctel se transformó en la debacle de Nacional y de Alexander Medina.

Entre el 22 de agosto (cuando cayó ante San Lorenzo por la ida de la Copa Sudamericana) y el 11 de noviembre, cuando terminó la temporada oficial, pasaron solo 4 triunfos y 10 partidos sin ganar.

No obstante, solo una vez en todo el año el tricolor sufrió dos derrotas consecutivas y fue justamente en este inicio de la etapa oscura, cuando cayó en Boedo ante San Lorenzo y luego en el Franzini frente a Defensor Sporting. La derrota por Sudamericana, incluso, terminó teniendo escaso efecto porque el gol anotado de visitante en ese 3-1 en contra fue clave, ya que el 2-0 de la vuelta en el Parque Central le dio la clasificación a cuartos de final.

El peor período del Nacional de Medina todavía estaba por venir y lo hizo en el peor momento: el cierre del año. De los últimos siete partidos solo ganó 1, con tres empates y tres derrotas, una de ellas la más dolorosa de todas: la final.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)