DESDE EL ARCO

Dawson y el arco del triunfo

JOSÉ MASTANDREA

José Mastandrea

Es muy difícil encontrar un equipo uruguayo que haya sido campeón sin haber tenido al arquero como figura. Y en las grandes conquistas de la selección, también. Siempre hubo un gran arquero para sostener las victorias y abrazar la gloria. ¿A qué viene todo esto? A la reciente nominación de Kevin Dawson como el Mejor Futbolista de 2018. Ya no como mejor arquero, sino como el jugador más destacado de la temporada, un hecho poco común, que marca a las claras la notable actuación del coloniense bajo los tres palos del arco de Peñarol, el flamante Campeón Uruguayo. Lo de Dawson no sorprendió. Ya había demostrado sus condiciones en Plaza Colonia y había sido clave en la obtención del Torneo Clausura, en el mismísimo Campeón del Siglo. Pero no es lo mismo atajar en un equipo chico que hacerlo en un grande. No es fácil. El arco es enorme y la responsabilidad es mucho mayor. De hecho, no cualquiera se puede calzar los guantes y atajar de la misma manera porque los partidos son otros y la vara es mucho más alta. Cuando se llega a un grande, cambia todo. Por lo general, se le llega poco, pero es ahí donde el arquero tiene que hacer la diferencia. Esos dos o tres tiros por tiempo no pueden terminar en la red. Hay que evitarlos y hay que ganar los mano a mano. No es fácil, claro, pero Dawson lo hizo. Fue clave en varios partidos con atajadas determinantes. De esas que sostienen victorias. El premio de la AUF fue más que merecido. El arco de Peñarol estuvo muy bien custodiado. Dawson demostró que tiene condiciones y temple.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)