PEÑAROL

Darwin Núñez: "Por suerte voy a poder comprarle una casa a mis padres"

El delantero, que se va este martes a España para sumarse al Almería, dijo que su sueño era llegar a Europa y que ahora espera triunfar y poder compartir vestuario en la Selección absoluta con "Suárez, Godín y con todos esos fenómenos".

Foto: Nicolás Pereyra
Foto: Nicolás Pereyra

Feliz de emprender el viaje para España, porque se vinculará al Almería luego de que el lunes a la noche el Consejo Directivo de Peñarol aprobara su transferencia, Darwin Núñez dijo que la mayor satisfacción que sentía era el hecho de poder cumplir con la promesa que había realizado: "Voy a poder comprarle una casa a mis padres".

Núñez reveló que estaba un poco ansioso, pero que el presidente de Peñarol, Jorge Barrera, le había dado un mensaje tranquilizador. "Me dijo, que me quedara tranquilo que todo iba a salir muy bien".

En diálogo con 100% Deporte (Sport 890) Darwin Núñez expresó: "estoy muy contento de poder dar este gran paso en mi carrera, por mi familia, que siempre estuvo conmigo y ahora quiero aprovechar esta linda oportunidad que se me está dando en el fútbol".

El joven delantero de 20 años, cuya transferencia le dejará a la institución unos algo más de 4 millones de dólares, admitió que en las últimas horas estaba "un poco ansioso, pero me dijeron que iba a salir todo bien. Hablé con el presidente (Jorge Barrera) y por suerte se logró lo que queríamos, que era el pase al Almería".

Al contar cómo fue el diálogo con Barrera señaló: "Lo llamé y le expliqué las cosas. Me entendió lo que le dije. Me aseguró que me iba a dar para adelante, que me quedara tranquilo que iba a salir todo bien. Me pidió que si me tocara jugar contra River que diera todo y le dije que eso no lo dudara. Le señalé quería ayudar a mi familia, que quería este paso porque era muy importante. Me entendió y por suerte me dio para adelante".

En lo que respecta a la determinación de Diego López de no utilizarlo en el cotejo ante River, Núñez indicó: "El viernes, un día antes del partido, me llamó a parte y me dijo que no iba a contar conmigo por mi posible pase, aunque ahí no estaba nada concreto. Lo tomé de buena manera. Quería jugar porque era importante jugar el último partido con Peñarol, en la cancha de River donde debuté. Tenía ganas de jugar mi último partido ahí, pero fue decisión técnica. Yo siempre entrené a full, quería estar entre los once. Hice todo el esfuerzo de mi parte, pero fue una decisión técnica. Eso es lo que pasó".

En estas horas, con el pase resuelto Núñez piensa "en los momentos que estuve mal, en mi familia, que ahora por suerte les voy a poder comprar una casa, porque siempre soñé con eso. Cuando yo no tenía para comprarme unos zapatos de fútbol mi madre salía a juntar botellas en la calle, mi padre trabajaba diez horas en la construcción. Estoy agradecido a mis padres que siempre lucharon para darme las cosas".

Y agregó: "Mi madre siempre me dice que piense en mí, pero yo les digo que gracias a ellos es que voy a dar este paso".

Remarcó que su sueño era "llegar a Europa, y ahora es poder compartir vestuario con (Luis) Suárez, (Diego) Godín, con todos esos fenómenos". Y se despidió con esta frase: "Algún día quiero volver a jugar en Peñarol, que es el amor de mi vida".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)