EN EL SAROLDI

El darsenero recuperó la autoestima

Fue un partidazo: River volvió a ser River y Fénix perdió la punta del torneo Apertura 

River Plate vs. Fénix. Foto: Francisco Flores.
River Plate vs. Fénix. Foto: Francisco Flores.

Fénix llegaba al Prado urgido de un triunfo para mantener la punta del Torneo Apertura, tras la victoria de Peñarol ante Plaza el sábado en Colonia. Y River Plate necesitaba reencontrarse consigo mismo tras la goleada que le había propinado Nacional. Ambos jugaron un partidazo, pero el que consiguió lo que buscaba fue el darsenero, porque a pesar de no ganó pudo recuperar la autoestima.

Los de Jorge Giordano se pusieron en ventaja enseguida. A los 6 minutos ya ganaban 2 a 0, gracias a los goles de Mauro Da Luz y Luis Urruti. El equipo local cumplía bien con las dos partes del libreto: se defendía bien y seguía atacando con la batuta de Urruti. Da Luz tuvo la posibilidad de liquidar el partido con un tercer gol a los 37’, pero no lo consiguió.

Y los de JR, tras recuperarse del golpazo que significaron los dos goles tempraneros, emparejaron el partido. Leo Fernández comenzó a colocar buenos pases para sus compañeros Maximiliano Pérez y Alex Silva. Fue una combinación entre los dos futbolistas tras una hermosa jugada colectiva, que le permitió a “Maxi” achicar la diferencia. Y cuando el primer tiempo agonizaba, Leo Fernández, de penal, igualó el partido. Se fueron al vestuario empatados: había que barajar y dar de nuevo.

Y la mano que se jugó en el complemento fue espectacular. Los dos salieron dispuestos a conseguir la victoria y fueron 45 minutos de ida y vuelta. Y si ninguno logró su objetivo de llevarse los tres puntos fue porque ambos arqueros se lucieron. Los primeros minutos fueron del visitante. Fénix quería seguir de largo tras haber igualado el juego. Alex Silva pudo haber anotado el tercero tras un centro exacto de Leo Fernández, pero atajó Gastón Olveira.

La mejor del arquero darsenero fue una doble atajada que realizó ante Mathías Acuña. Primero contuvo un cabezazo del delantero y luego, ya en el piso, le tapó el rebote.

Pareció como si Olveira le hubiera mojado la oreja a Darío Denis, que no quiso a ser menos que su colega. Impidió el gol de Mathías Alonso que había ingresado junto a Nicolás Rodríguez. Justamente, el “Ojito” probó de afuera y forzó una gran atajada de Denis, quien volvió a lucirse en la línea al quedarse con una pelota que remató Alonso y que primero dio en el palo.

A pesar del afán ofensivo de los dos, no pudieron superarse. Fénix perdió la punta del torneo en una cancha que le trae buenos recuerdos a Carrasco, y River Plate se reencontró consigo mismo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)