ESPAÑA

Darío Silva quiere que Tabárez dé un paso al costado y le pegó a Boselli, Casal y Tenfield

El exfutbolista está viviendo en Málaga y en diálogo con Tirando Paredes denunció que el empresario Boselli "lo robó" y que el Grupo Casal le debe "un millón de dólares".

Foto: Archivo El País
Darío Silva explotó e hizo declaraciones explosivas. Foto: Archivo El País

Darío Silva, que no está trabajando en Málaga de mozo en una pizzería como se informó en el programa El Chiringuito, sino como narró él se encontraba en el local de un amigo, fue muy duro con los juicios que realizó sobre empresarios uruguayos, presidentes de los clubes y técnico de la Selección.

En diálogo con Tirando Paredes (1010 AM), después comentar en forma jocosa “cuando uno está desaparecido algo que hay que inventar”, el olimareño indicó “me gustaría estar ligado al Málaga. No sé si ser presidente, pero me gustaría estar porque siento estos colores, ha sido el único lugar donde gané una copa internacional. Tengo una gran amistad, muchos amigos y realmente me gustaría hacer algo en este club. Ya llegará su momento”.

Al hablar de su actual situación económica, Darío Silva explicó: “Estoy muy bien. Que me hayan robado los mamones de representantes y otras personas no significa que yo esté muerto. Yo estoy vivo y si tengo que trabajar, trabajo. Estoy tranquilo, tengo a mi familia, vivo bien, comemos bien y vivimos de la manera que nosotros deseamos”.

"Hay gente como el señor Pablo Boselli, que es un reverendo ladrón"

Foto: Archivo El País
Darío SilvaExfutbolista

Al ahondar en los perjuicios que fue teniendo a lo largo de su carrera, señaló que hubo “gente que la verdad no merece ni nombrarlos, pero hay algunos que voy a tener que nombrarlos. Hay gente como el señor Pablo Boselli, que es un reverendo ladrón. Él y el señor Bruno Santín, abogado, también. Están metidos en una corrupción que nos han robado a muchos jugadores de fútbol. Estoy hablando de Cumbres de Carrasco, donde nos estafaron. Y por tanta corrupción que hay en Uruguay no hemos podido lograr que estas personas estén en su lugar por ser ladrones, más que nada. Lo digo con nombre y apellido y lo está diciendo Darío Silva”.

"Yo fui de los primeros que dijo que el primer mafioso que hay en Uruguay en el fútbol es el señor Figueredo"

Foto: Archivo El País
Darío SilvaExfutbolista

Para defender sus dichos, recordó que en el pasado él fue uno de los primeros que dijo que “el primer mafioso que hay en Uruguay en el fútbol es el señor (Eugenio) Figueredo. Y todo el mundo se reía, y después de cuatro meses, ¿qué pasó? ¿Qué surgió? Y yo lo dije mucho antes y sucedió lo que sucedió. Ahora, estos dos personajes que venden jugadores a Europa, que parecen Bill Gates, no se los puede tocar, en el ámbito uruguayo los conocen más o menos, pero yo estoy dispuesto a desenmascarar a este tipo de personajes, porque hay jugadores nuevos, de Selección, que están con ellos y no se dan cuenta de la clase de personas que son”.

“Estoy deseando que vayan a un juzgado y que me denuncien por lo que fuera, porque estoy deseando mostrar todos los papeles para demostrar que digo la verdad. No miento”, sentenció.

“Ese abogado que es Bruno Santín me robó las acciones y se las vendió al señor Boselli para tener el 51%. O sea, él por receptor también está implicado. Tengo la manera de probarlo y por algo lo hago. Está documentado. Y como no trasciende creo que esta es la manera de hacerlo saber, para que sepan con quién están tratando”, añadió Darío Silva.
Para explicar las razones por las que decidió irse del país, el exfutbolista contó: “Me fui de Uruguay porque cuando tuve el tema del accidente pedí una pensión para poder seguir por el tema de la prótesis y todos los costos y me dijeron que no me lo podían dar porque yo tenía un 65% de incapacidad. Aquí en España a los tres días me dieron la incapacidad. En Uruguay siempre estamos atrasados”.

"(Grupo Casal) Me quedaron debiendo un millón de dólares. Prefiero estar con gente hecha y derecha"

Foto: Archivo El País
Darío SilvaExfutbolista

En lo que respecta a su relación con el Grupo Casal indicó: “Me quedaron debiendo un palo verde, de qué me van a ayudar. Me quedaron debiendo un millón de dólares, cuando se hizo la transferencia de Fabián O’Neill y nunca me lo dieron, se quedaron siempre con el 20% que le corresponde al jugador y nunca me lo devolvieron. Pero bueno…, eso ya quedó en el pasado y a mí no me interesan esa clase de personas. Prefiero estar con gente hecha y derecha”.

"Llevabas un jugador a prueba y presidentes te pedían que le pagaras la mitad del sueldo"

Foto: Archivo El País
Darío SilvaExfutbolista

“En Uruguay nunca me sentí valorado. Vos llevabas un jugador a prueba y los presidentes te pedían que le pagaras la mitad del suelo. ¿Pero cómo te voy a pagar la mitad del sueldo si te estoy trayendo un jugador? Al final te daban la espalda y ahora te llaman por teléfono para ver si les podés colocar algún jugador, que los equipos están muertos. Hoy la espalda se las doy yo”.

“Hoy a los campos de fútbol no va la familia, van solo mafiosos. Cómo es posible que eso siga pasando en Uruguay. Todos los políticos son iguales, no va a cambiar”.

"Él (Francisco Casal) manda en todos los clubes porque los presidentes son alcahuetes suyos"

Foto: Archivo El País
Darío SilvaExfutbolista

Sobre la lucha de poderes que se da en el fútbol uruguayo entre los jugadores y la empresa Tenfield, Darío Silva dijo: “De momento me había gustado la propuesta de los jugadores. Ahora como que está medio estancado, hay algo que no deja avanzar. La empresa va a otros lugares y da 300 o 400 millones por los partidos y en Uruguay dan una miseria. ¿De qué estamos hablando? ¿Quién le dio de comer? El fútbol uruguayo y por qué nosotros tenemos que ser menos. Les dimos de comer y él le da de comer a otros, esa es la parte que a mí no me cabe de esos personajes”.

“Los que tienen que ganar son los clubes, pero qué es lo que pasa, es que él (Francisco Casal) manda en todos los clubes. Él manda en todos los clubes, entonces no hay manera, porque los presidentes son unos alcahuetes suyos. Todo es así, todo está manejado por una sola persona. Entonces, el fútbol uruguayo saca muchísimos jugadores, pero está estancado. Hay equipos que no pueden pagar un sueldo a los jugadores. Estamos hablando de un sueldo de miseria, pero siguen existiendo los presidentes que son alcahuetes de Tenfield”, añadió.

"Tenemos los mejores volantes, los mejores defensas y una delantera de la hostia y no podemos hacer goles. Creo que (Tabárez) debería dar un paso al costado"

Foto: Archivo El País
Darío SilvaExfutbolista

Finalmente, en lo que concierne a la Selección, comentó: “El proceso ha sido fantástico, es algo que quiero remarcar. Nosotros en momentos anteriores no teníamos aspiraciones porque no le podíamos ganar a nadie, no le podíamos ganar ni a Perú, ni a Venezuela, era muy difícil. Hoy en día te levantás y decís: ‘hoy le ganamos a Brasil’. Y le ganamos a Brasil, porque somos así los uruguayos. Pero no es que le dé para atrás al maestro (Oscar) Tabárez, porque me parece fantástico lo que hizo a nivel de estructura, ahora yo quiero la Copa. Quiero ganar copas. Ya es hora de que ganemos una Copa del Mundo. Pero el fútbol que hace el maestro no es el mejor con los jugadores que tenemos ahora. Tenemos los mejores volantes, los mejores defensas y una delantera de la hostia y no podemos hacer goles. Creo que debería dar un paso al costado. Sí, ganó una Copa América, me parece perfecto y estoy alegre y me saco el sombrero. Ahora, después no hemos ganado nada. Debería haber un cambio, al menos en lo futbolístico”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)