EN JARDINES

Wanderers sufrió pese a tener un jugador más, pero le ganó a Danubio

Mathías Acuña, el autor del gol, fue la figura del partido. Nacho De Arruabarrena le atajó un penal a Grosmüller y en el final le sacó el gol al "Loly" Piñeiro. 

Facundo Labandeira y Lucas Morales en el duelo entre Danubio y Wanderers. Foto: Francisco Flores.
Facundo Labandeira y Lucas Morales en el duelo entre Danubio y Wanderers. Foto: Francisco Flores.

Wanderers logró el primer triunfo de la temporada al vencer a Danubio 1-0 y así estiró una racha de nueve años y 11 partidos sin perder contra los franjeados en el estadio Jardines del Hipódromo.

Cuando el ritmo era lento y el partido parejo, Montes cometió una dura e innecesaria falta a los 13’ por la que Modernell -acertadamente- le mostró la roja. García tuvo que hacer un cambio y el partido cambió, porque Wanderers dominó la pelota aunque le faltó profundidad.

Una de las pocas veces que logró ir hasta el fondo, después de una buena jugada entre Pérez y Morales, Acuña marcó el gol.

Pese a jugar con uno más, Wanderers se replegó mucho en el complemento y le costó agarrar la pelota, a pesar del ingreso de Riolfo. A los 50’ De Arruabarrena hizo un penal que el juez desestimó (por offiside previo que no fue), pero a los 81’ Petryk bajó a Piñeiro en el área y esta vez sí lo pitó. De Arruabarrena se lució al atajarle el penal a Grosmüller y en la hora le sacó el gol a Piñeiro en mano a mano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados