EN JARDINES

Incómodo en su propia casa

Danubio no no consigue ganar de local; el empate frente a Cerro no le sirvió a ninguno de los dos pensando en la clasificación a la Libertadores 


Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores


​Danubio empató sin goles en su casa con Cerro. Sin tener en cuenta los tres puntos que ganó en la séptima fecha porque le tocaba El Tanque Sisley, el equipo de la Curva no consigue un triunfo desde la cuarta jornada en la que venció a River Plate por 2 a 1.

Además, Jardines del Hipódromo, hoy María Mincheff de Lazaroff, era hasta hace no mucho tiempo un escenario casi inexpugnable para los visitantes. Sin embargo, en un Clausura plagado de empates para los dirigidos por Pablo Peirano, no han conseguido ganar en su casa, a falta de cuatro jornadas para el final.

El partido entre danubianos y albicelestes era crucial para la Tabla Anual y la aspiración de ambos de clasificar a la Copa Libertadores. Sin embargo, no lograron superarse y sumaron un punto que no le sirvió a ninguno. Es más, el empate favoreció a Defensor Sporting, que el sábado venció a Wanderers y se quedó con el tercer lugar de la tabla acumulada.

El partido tuvo dos tiempos diferentes. El primero fue atractivo, interesante y con varias chances para cada uno. Es más, cuando el árbitro Riveiro pitó el final de los primeros 45 minutos, la sensación era que sólo había faltado el gol.

A los 9’ Carlos Grosmüller, que ayer celebraba sus 200 partidos con la camiseta que ama en el pecho, se mandó flor de jugada, con sombrero incluido. Luego eludió a un par de rivales hasta que se dio contra el arquero Irrazábal. “Maravilla” pidió penal, pero la jugada dejó dudas.

Los dirigidos por Fernando “Petete” Correa arrancaron bien, adueñándose de la mitad del campo y llegando con peligro sobre el arco de Cristóforo. Sobre todo cuando se encontraban Nicolás González, con Franco López y Luis Acevedo. Entre los dos últimos fue una de las jugadas más peligrosas, pero atajó Cristóforo, que estuvo siempre atento. El arquero danubiano le negó el gol tanto a López como a Acevedo con grades intervenciones.

Los de Peirano pudieron haber abierto el marcador con un tiro de afuera de Leandro Sosa, un remate de Ribair Rodríguez que le dio de volea y un cabezazo del “Puma” José Luis Rodríguez, pero no pudo ser. Y ambos se fueron al descanso con gusto a poco.

En el complemento, ninguno de los dos repitió lo bueno que habían hecho en el primer tiempo. El partido se volvió disputado y con muchas menos oportunidades de gol.

Cerro se dedicó a contragolpear y tuvo las más claras en los pies de Zazpe, que remató de afuera luego de que Guillermo Rodríguez le bajara una pelota. Pero volvió a lucirse el arquero Cristóforo. Y luego Acevedo tuvo una inmejorable chance tras recibir un pase del “Vampiro” Torres, pero su tiro salió desviado.

La mejor de Danubio fue a 10 minutos del final, cuando Irrazábal le negó el gol a Federico Rodríguez, que había ingresado y le pegó muy bien de zurda. Y así llegaron al final sin goles y no le sirvió a ninguno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º