EN JARDINES

Los penales tuvieron la llave del gol

Con un gol de Carlos Grossmüller de penal a los 38', Danubio puso el 1-0 frente a Racing en Jardines del Hipódromo, pero a los 90', por esa misma vía aunque tras una atajada de Facundo Silva, Líber Quiñones lo empató para Racing, que se llevó un punto importante de la Curva de Maroñas.

Danubio igualó con Racing en Jardines del Hipódromo. Foto: Marcelo Bonjour.
Danubio igualó con Racing en Jardines del Hipódromo. Foto: Marcelo Bonjour.

Danubio hizo un partido muy bueno, pero volvió a repetir los errores que lo llevaron a igualar ante Progreso en la primera fecha.

También en Jardines y también con empate finalizó ese partido luego de que los franjeados no encontraran la manera de sentenciar el triunfo cuando ganaban 2-0.

En la pasada jornada la diferencia era menor, pero la situación fue muy similar. Los de Peirano fueron ampliamente superiores a su rival, que contó con la pelota pero que nunca supo qué hacer con ella, se puso en ventaja, no lo pudo liquidar y le costó muy caro.

Es que el gol de Carlos “Maravilla” Grossmüller, a pocos minutos del final del primer tiempo, hacía justicia con el trámite del encuentro.

Los minutos finales y el comienzo del complemento tuvieron a un conjunto franjeado muy motivado por el tanto que lo había adelantado en el marcador y que parecía que se llevaba por delante a su rival.

Los minutos pasaron y el segundo tanto no llegaba para los franjeados y pese a que Racing se animó un poco, no generaba mucho peligro en el arco de Silva, salvo un remate de Sebastián Fernández que despejó Martín Rea en la línea. El encuentro empezó a picarse y varios choques y alguna pierna más fuerte de lo debido llevó a que los jugadores discutieran en varias ocasiones.

Pero las cosas cambiaron para Racing cuando ingresó su goleador histórico: Quiñones.

El delantero, que fue muy aplaudido por los simpatizantes danubianos por su pasado en el club, peleó mucho en el área rival y tuvo dos chances claras de anotar el empate, pero sus disparos se fueron desviados. Pero tanto ir terminó dando sus réditos para el elenco de Hernán Rodrigo López. Una mano dentro del área provocó que Gustavo Tejera cobrara la pena máxima y que el propio Quiñones se hiciera cargo de la ejecución.

Facundo Silva se agrandó y contuvo el penal, pero en el rebote no pudo hacer nada y el delantero racinguista puso la igualdad definitiva.

Y el fútbol tiene esas cosas que lo hacen lindo e interesante. Danubio tuvo todo para ganarlo y casi lo pierde en la última pelota.

Luego de un contragolpe de Racing, bien comandado por derecha, la pelota cayó en el área de Danubio y Gonzalo Malán se lo perdió de manera increíble al cabecear solo dentro del área rival.

Los minutos de descuento fueron de ida y vuelta, pero no aparecieron más goles y así como Danubio repitió su historia, lo propio hizo Racing ya que sumó su tercer empate consecutivo en lo que va del Torneo Clausura.

Los de Sayago venían de igualar ante Peñarol (1-1) y ante Atenas (0-0) y ante Danubio una vez más sumo de a uno. De todas maneras, teniendo en cuenta el trámite, el punto lo puede dejar conforme, aunque también se le escapó en la última.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º