TORNEO APERTURA

Danubio no quiso una fiesta ajena y lo ganó

Defensor Sporting pegó primero, pero Danubio lo dio vuelta y se quedó con el clásico en su casa.

Foto: Ariel Colmegna
Foto: Ariel Colmegna

Cuesta arriba y desde el vestuario. Iban cinco minutos cuando cayó el primer gol del partido y para los violetas. Las caras largas comenzaron a abundar en las tribunas franjeadas, debido a que en la primera fecha el equipo de La Curva había dejado unidades y en el clásico no comenzaba de la mejor manera.

Pero poco a poco el partido comenzó a emparejarse, Danubio llegaba con peligro, pero seguía sin poder lastimar a un Defensor Sporting que aprovechaba la velocidad de Facundo Castro para complicar a la zaga danubiana.

El tridente formado por Ceppelini, Terans e Ignacio González comenzó a manejar la pelota y a gravitar en el área rival y fue por ahí que llegó el tanto que puso el empate. Ceppelini habilitó de cabeza a González que hizo una jugada perfecta.

Enganchó con el taco ante Correa y cuando quedó de cara al arco definió suave contra un palo, haciendo estéril el esfuerzo de Guillermo Reyes.

Con ese tanto se cerró el primer tiempo, pero la segunda mitad fue muy similar con algo a favor de Danubio: el quede de Defensor.

El elenco de Eduardo Acevedo no encontró los caminos para meterse al área franjeada y se le hacía complicado entrarle a una zaga potente formada por Felipe y Bueno.

Como si eso fuera poco, Danubio se soltaba cada vez más con sus hombres de ataque, pero no fue uno de ellos el que provocó el gol que dio vuelta el partido, sino que fue uno de los defensas: Felipe.

El zaguero se metió en el área chica, Reyes lo derribó y Ferreyra cobró penal. David Terans se hizo cargo y tocó hacia la izquierda. El arquero a la izquierda y el atacante a festejar con la hinchada.

A partir de allí, Acevedo comenzó a colocar delantero y Peirano gente para defender, lo que finalmente terminó favoreciendo a los locales que tuvieron dos chances claras para liquidar el encuentro.

Primero fue Grosmuller, quien tras una gran jugada con Ceppelini definió y Correa la sacó en la línea y en una de las últimas Federico Rodríguez corrió solo desde la mitad de la cancha pero Guillermo Reyes se terminó quedando con el mano a mano.

De todas maneras, a Defensor Sporting le faltaron ideas y en un juego apretado y con muchas faltas fue Danubio quien se sintió mejor y quien se terminó quedando con un triunfo que no solo lo deja en la zona alta del Apertura, también le da confianza para seguir y le permitió evitar una fiesta ajena en su casa.

“Estamos muy contentos. Es un triunfo que merecíamos porque lo trabajamos mucho y por suerte dejamos los tres puntos en casa”, aseguró Terans quien afirmó que su cabeza está en Danubio pese a los rumores de una posible partida. “Los goles son importantes pero los hago gracias a los compañeros”, finalizó.

Foto: Marcelo Bonjour
David TeransJugador de Danubio

“Cometimos errores que nos costaron los goles en contra”, sentenció Castro. “Es un torneo muy parejo y ahora tenemos revancha el próximo fin de semana y esto recién comienza”, agregó quien concluyó: “Me sentí bien, pienso que me faltó terminar las jugadas pero me tocó hacer una asistencia”.

Facundo Castro. Foto: G. Pérez
Facundo CastroJugador de Defensor Sporting
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º