TORNEO APERTURA

Danubio-Defensor Sporting: un clásico muy desteñido


Con la mayoría de jugadores foráneos, el partido entre franjeados y violetas no tuvo nada de especial.

Danubio
Danubio fue algo más que Defensor Sporting en un partido muy discreto. Foto: Francisco Flores.

Muchas veces se ha discutido sobre si el partido entre Danubio y Defensor Sporting es un clásico. Pues bien, el principal argumento de quienes sostienen que lo es, se basa en la herencia que ambos equipos traen de las divisiones juveniles donde durante muchos años hicieron la diferencia. Por eso el partido entre ellos era especial y los jugadores lo sentían como un clásico. Y los criados en ambos clubes trasladaban ese sentimiento a Primera.

El partido disputado ayer entre franjeados y violetas en el estadio María Mincheff de Lazzaroff de Jardines del Hipódromo tuvo muy poco de clásico. Fue pobre, discreto y acorde a la insólita posición de ambos en la tabla.

Difícil que el partido fuera considerado como un clásico si en el equipo local, seis de los titulares no fueron criados en el club. Ni el paraguayo Domínguez, ni Victorino, ni Siles, ni Labandeira, ni Piñeiro ni el argentino Nequecaur.

Por el lado de Defensor Sporting la situación fue muy similar. Sólo cuatro de los jugadores que salieron al campo se criaron en el complejo Pichincha. Ni Long, ni Alejandro González, ni Rojo, ni Cardacio, ni Méndez, ni Coelho ni el argentino Colombini.

Así es imposible que el partido de ayer fuera jugado como un clásico. Por ahí puede estar en parte la explicación para el deslucido partido que ambos protagonizaron. La otra puede estar en la posición que ambos equipos ocupan en la tabla de posiciones del Apertura. Defensor Sporting llegó al partido ubicado en la novena posición con 12 puntos. La situación del dueño de casa era aún peor. Llegó al juego en el décimosegundo lugar de la tabla con 10 unidades. Sin embargo había ganado los últimos dos encuentros desde que asumió Ramos en la dirección técnica y eso podía reflejarse en el clásico.

Pero no sucedió. Aunque es cierto que el equipo local fue más que los de Orfila en el primer tiempo. Al menos fueron suyas las pocas chances de gol que se vieron en los primeros 45 minutos.

A los 16’ Defensor Sporting se salvó cuando Rodrigo Piñeiro habilitó a Facundo Labandeira que sacó un remate cruzado y Alejandro González la sacó en la línea. Y al final, a los 44’ otra vez Labandeira obligó al coloniense Bernardo Long a una gran atajada para salvar su arco.

Por el lado de los violetas, que tuvieron muy poco protagonismo de mitad de cancha hacia arriba, solo un tiro de lejos de Mathías Cardacio.

. En el segundo tiempo las cosas no mejoraron, aunque otra vez fue Danubio quien dispuso de las ocasiones más claras. Una de Leandro Sosa, otra del “Loly” Piñeiro quien fue el más peligroso en ataque y al final una del recién ingresado Cristian González.

Es que Ramos hizo tres cambios juntos y le dio otra frescura a su equipo, pero los mandó a la cancha muy tarde, a los 85’. Logró mantener el invicto desde su llegada es cierto, pero nada más. Y el clásico ni siquiera lo fue.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados