EN JARDINES

Cerro volvió a ganar y se ilusiona

Dos goles de Nicolás González, el albiceleste se impuso con claridad, superó 2-0 a Danubio y lleva 10 partidos sin perder.

Foto: Francisco Flores
El festejo de Nicolás González tras el tanto de la apertura. Foto: Francisco Flores

De menos a más, así fue el juego en Jardines del Hipódromo ganado 2-0 por Cerro. Ambos comenzaron el encuentro con un ritmo flojo, muy cortado y con más errores que aciertos.

Con el paso de los minutos la visita se comenzó a animar, le robó el balón al local y empezó a complicar a los franjeados, que estuvieron lejos de su mejor nivel en la pasada jornada. Prieto no distribuyó bien la pelota, Ceppelini la tocó poco y Terans no estuvo fino. Grossmüller fue uno de los más claros, pero con eso solo no alcanzó.

Precisamente de un balón que no aprovechó a su favor Danubio llegó la apertura del marcador cerrense. Contragolpe donde quedaron tres atacantes contra un defensor y que comandó de manera perfecta Franco López para asistir a Nicolás González, quien definió con un toque corto para poner la apertura.

Empujado por la rebeldía y por su hinchada, Danubio se fue rápidamente en busca del empate, que estuvo cerca de encontrarlo en el final de la primera parte luego de que Pablo Ceppelini sacara un lindo remate que se colaba en el ángulo de Irrazábal, pero que el arquero despejó de manera excelente para empezar a transformarse en figura.

Para el segundo tiempo el conjunto de Pablo Peirano se decantó definitivamente por buscar el empate y prueba de ello fue que salió al complemento con tres en el fondo y con Sergio Felipe y Leandro Sosa como carrileros más que laterales.

De todas maneras, la táctica no terminó surgiendo efecto, ya que el local no encontró el gol por ningún lado. Con el paso de los minutos se lo notó muy nervioso y cuando llegaba con peligro, una y otra vez Irrazábal evitaba el gol franjeado. Como si eso fuera poco, el elenco local recibió un gol más y otra vez de González.

Luego de una buena triangulación por banda derecha junto al “Pichón” Núñez y el “Papo” Barboza, apareció el “9” (de gran partido) para definir tranquilo contra un palo y así sentenciar el partido.

Ese gol le bajó la persiana al encuentro, aunque habría más emociones. Entre ellas dos expulsiones (una a Barboza en Cerro y otra a Ribair Rodríguez en Danubio) y un penal que contuvo Irrazábal en el sexto minuto de descuento ante Terans. Cerro ganó, sigue de racha y pelea en la Serie A.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º