EN JARDINES

Sin fútbol en Maroñas

Danubio y Boston River empataron sin goles en un partido sin goles, con pocas situaciones de anotar y con escaso juego generado por ambos.

Ribair Rodríguez y Diego Scotti en el Danubio vs. Boston River. Foto: Marcelo Bonjour
Ribair Rodríguez y Diego Scotti en el Danubio vs. Boston River. Foto: Marcelo Bonjour

Era un duelo prometedor en Jardines entre dos equipos que han hecho campañas con buen fútbol y grandes rendimientos en los últimos años. Era, solo eso, porque el nivel del juego fue lejos del esperado, con pocas jugadas de gol creadas, una posición siempre cambiante por los pocos pases hilvanados de forma consecutiva.

Danubio llegaba como aspirante a la cima, al menos hasta el partido de Peñarol. Pero lejos de buscar ganar, pareció buscar no perder y la constante de los últimos juegos se reflejó ayer: la falta de gol. Los franjeados llevan siete goles en las primeras ocho fechas, el peor promedio entre los ocho primeros clasificados. La presencia de David Terans y Pablo Ceppelini no aseguró el buen juego, primero por la virtud de Boston River de cortar a sus asistidores con la agresividad de los defensores y segundo por la falta de inspiración y búsqueda de espacios de ambos.

Boston River, por su parte, rescató un punto valioso en una cancha difícil, pero también mostró poco juego y pareció extrañar a dos que hoy están enfrente: Ceppelini y Federico Rodríguez. Apenas Robert Flores con su ingreso a falta de 20 minutos logró encontrar los espacios en la retaguardia franjeada, con la pausa en el momento justo y los pases precisos. Así fue que Joaquín Pereyra tuvo un centro peligroso, Ronald Araújo un cabezazo y Gonzalo Mastriani un fuerte zurdazo.

Pero ambos se acordaron tarde de atajar y arriesgaron poco con los cambios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)