MERCADO

El daño colateral: la partida de Messi dañará a LaLiga española

La salida del crack argentino para la Premier League repercutirá en la difusión del fútbol español y en el interés de los patrocinadores de acompañar al certamen.

Cuando Messi cambie de Liga, en España sentirán el impacto
Cuando Messi cambie de Liga, en España sentirán el impacto.

Es un hecho que nadie puede refutar: la partida de Lionel Messi significará un dolor muy grande para el Barcelona, porque es el gran ídolo del club en 20 años de trayectoria, pero también tendrá un impacto altísimo para LaLiga española.

El terromoto se viene. Y es inevitable por más que por la venta de los derechos audiovisuales del campeonato se estimaba recibir unos 2.111 millones de euros.

El último ejemplo recibido por los españoles, en ese sentido, se tiene con la salida de Cristiano Ronaldo del Real Madrid. Esa temporada se registró una baja del 13% de espectadores mundiales, número que no pudo recuperarse al siguiente torneo.

Ese hecho tiene, además, el acompañamiento de una situación muy especial: el impacto de la post pandemia de coronavirus, donde no hay público en los escenarios deportivos.

El adiós de Messi llega, entonces, en plena crisis, porque LaLiga ya sufrió una pérdida de 200 millones de euros por la detención del fútbol y por tener que jugar a puertas cerradas.

Por cierto, los clubes dejaron de recibir ingresos por las visitas a los museos y hasta por la buena comercialización del marketing en sus tiendas oficiales.

Y lo peor de todo, es que el monto de mayor trascendencia para la vida diaria, es que indefectiblemente tendrán que negociar los próximos contratos de televisión sin el mejor jugador del mundo como principal promotor.

Lionel Messi y Neymar en los tiempos del Barcelona
Lionel Messi y Neymar en los tiempos del Barcelona

Lo que pegará también en el atractivo que se le ofrecía a los patrocinadores. No es lo mismo una Liga con Cristiano Ronaldo, Lionel Messi y Neymar, que una con Antoine Griezmann, João Félix y Eden Hazard.

Los contratos televisivos firmados en el mundo podrán sufrir alguna modificación, especialmente porque se bajará el interés de los aficionados de ser testigos de un campeonato que perderá en protagonismo por las ausencias estelares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados