ENTREVISTA

Daniel Carreño y su arrepentimiento por haberle dicho "no" a Nacional

“Me gustaría dirigir a Nacional con la posibilidad de ganar algo más de lo que yo tuve posibilidad de ganar”, afirma. 

Reflexivo. Así está Daniel Carreño a los 53 años. Foto: Marcelo Bonjour
Carreño, fiel a su forma de ser, no se guarda nada. Habla de las cosas que le molestaron, de su éxito en el Golfo, de Nacional y de la selección. FOTO: M. Bonjour. 

Voz pausada, disfrutando de la conversación, sin apuros. Daniel Carreño está solo en Arabia Saudita porque no pudo viajar a Uruguay, aunque le gustaría estar acompañando a su madre de 90 años en el campo.

El entrenador uruguayo está realizando la cuarentena. Obviamente que el torneo de fútbol en Arabia está parado. “Cambió mucho la rutina; justo vivo en un apartamento y es la primera vez que me pasa. Me levanto muy temprano, de mañana hago yoga y estiramiento, después me dedico a leer, escribir, tocar la guitarra. También realizo un entrenamiento de una hora y después doy una vueltita por el complejo de edificios, que está permitido”, cuenta a la distancia.

Carreño es actualmente el DT de Al-Wahda, un equipo menor de Arabia Saudita. Pero anteriormente estuvo en dos grandes: Al- Nasr (dos pasajes) y Al-Shabab, además de haber sido el seleccionador de Catar. En el Golfo Pérsico el nombre de Daniel Carreño es palabras mayores.

“Mi carrera como entrenador empezó muy bien, tanto en Wanderers como en Nacional. Después me tocó salir y la suerte fue medio esquiva. En Ecuador y Colombia me tocó dirigir a equipos grandes como Liga de Quito y Deportivo Cali, y en Chile me tocó un equipo más chico como Palestino, donde fui con la idea de un proyecto a largo plazo, pero los resultados no fueron de los mejores. Y después me tocó probar suerte acá”, repasa.

“Me tocó dirigir a un equipo muy grande, con 20 años sin salir campeón, ganamos dos campeonatos seguidos (con Al- Nasr ), y tuvimos una repercusión muy grande. Este es un país muy fanático con el fútbol. Y bueno, me hice un personaje acá. Eso me hizo tener un nombre en el Golfo, dirigir una selección, que reforzó mi nombre. Ahora estoy como DT de un equipo que generalmente se mueve entre la B y la A, y estamos haciendo una muy buena campaña, vamos terceros, atrás de los grandes, clasificados a copa internacional. Le he pegado, esa ha sido la clave de mi éxito. Nos tocó estar en los momentos justos y en los lugares indicados. Soy el entrenador con más partidos jugados acá, siempre estoy sonando para la selección de Arabia. Siempre tengo la idea de volver, pero año tras año siempre surge alguna oferta y me quedo”, agrega.

Espectacular recibimiento a Daniel Carreño en Arabia Saudita
Espectacular recibimiento a Daniel Carreño en Arabia Saudita cuando volvió a Al-Nasr.

NACIONAL. Carreño nombra muchas veces durante la entrevista la palabra “proceso”. Lo hace hasta casi sin querer. Es un entrenador muy ordenado y que hace hincapié en la planificación.

¿Qué se tiene que dar para su regreso a dirigir a Nacional?

Después de unos segundos de pensar, Carreño responde: “He tenido suerte con Nacional que en los últimos años me han llamado, en algunas ocasiones de forma no oficial, y otras de manera oficial. Las últimas dos fueron de manera oficial, hace muy poco. La primera vez no estaba con la cabeza en Uruguay, fue un no rotundo; la segunda dije que no, pero me quedé con la espina porque realmente era un momento en que yo podía pensar en Nacional. Me gustaría dirigir a Nacional con la posibilidad de ganar algo más de lo que yo tuve posibilidad de ganar ahí. Por ganar un Uruguayo en ese momento (cuando lo llamó Decurnex ante la salida de Domínguez) era correr a Peñarol de atrás, había que apagar un incendio. No es que me asustó la situación ni mucho menos, me gustan los desafíos, pero me gustaría dirigir a Nacional en un momento con posibilidades de algo más, eso no quiere decir que vamos a ser campeones de América, pero con chances de jugar una copa internacional con posibilidades, y por supuesto de ganar el Uruguayo. Entonces pensé que no era el momento, después me arrepentí, pero ya había dicho que no. Me gustaría un proyecto ambicioso”.

La primera vez que Nacional fue oficialmente por Carreño fue a fines de 2018, “pero ellos sabían que la prioridad era Domínguez, yo era alternativa. Tanto Decurnex, como Balbi y Alonso querían como primera opción a Domínguez”, aclara y añade, sobre la segunda posibilidad, que “tras mi negativa fueron por Gutiérrez y la verdad que le pegaron porque Alvarito hizo una gran campaña. Yo les dije que estaba esperando un Nacional más firme, tener más armas para aspirar a un proyecto más largo, luchar en varias competiciones. No iría por el dinero, ni la fama, ni nada de eso. Yo ya estuve en Nacional, ya el dinero lo gané acá en el Golfo. Me gustaría buscar otra cosa...”.

Carreño tuvo dos pasajes en Nacional y fue Campeón Uruguayo. FOTO: Archivo El País.
Carreño tuvo dos pasajes en Nacional y fue Campeón Uruguayo. FOTO: Archivo El País.

El tema lo atrapa, lo ilusiona. “Eso no quiere decir que vayamos a ganar la Libertadores o la Sudamericana, pero sí tener chances de jugarla a ganar, a ganar de verdad, ¿se entiende?”.

Sobre si encuentra puntos en común sobre su forma de dirigir y la de Gustavo Munúa, Carreño reconoce que “sí... Capaz es un poco ambicioso de mi parte, pero a Gustavo le gusta el fútbol asociado, jugar al ataque, tiene buenos conceptos, ha hecho jugar bien a sus equipos. Hizo un gran trabajo en su primera etapa en Nacional, creo que fue un error de Nacional haberlo dejado ir y es ahí cuando uno habla de los procesos... El Cacique también hizo un buen trabajo y merecía continuar en el club”.

Gustavo Munúa
Gustavo Munúa, actual entrenador de los tricolores. FOTO: El País. 

EL PRESENTE. “Mi esencia sigue siendo la misma. Me gusta tener equipos que busquen el arco rival, que tenga buena circulación del balón. Los entrenamientos están dedicados a eso. He dirigido diferentes equipos, selecciones, he tenido equipos que nos permiten desarrollar ese juego y otros en los que hay que adaptarse, eso es parte del aprendizaje y el camino. Por supuesto que la experiencia me ha hecho ver otras cosas”, analiza Daniel, que tiene especial respeto por Óscar Tabárez.

“Tengo una admiración especial por el maestro, que siempre la tuve, pero ahora empecé a observar con énfasis no tanto la forma táctica, sino la manera de trabajar. Eso de inculcar al trabajo los valores que él ha pregonado. Eso me ha motivado mucho a incorporar esas enseñanzas y más madurez también”, reconoce. 

LA SELECCIÓN. En más de una oportunidad, Carreño estuvo cerca de la selección de Uruguay. Al menos, de dirigir alguna de las juveniles.

“No es una prioridad, sí es un deseo que tenemos todos los entrenadores. En algún momento estuve con la cabeza en dirigir cualquier tipo de selección, me hubiera gustado acompañar el proceso de Tabárez y hubiese aceptado dirigir juveniles. Hoy te digo que no, ya se me pasó el tiempo. Tengo el deseo de dirigir la mayor, pero creo que hay Tabárez para rato, está muy bien dirigida la selección y en Uruguay hay grandísimos técnicos con posibilidades de dirigir la selección”, argumenta.

Incluso Tabárez lo pidió expresamente como DT de la Sub 20 pero bajo el Ejecutivo de Sebastián Bauzá le bajaron el perfil. “En ese momento quedé muy dolorido, porque se dijeron cosas que no correspondían y que no eran verdad. Las cosas después se pusieron en su lugar. En algún momento me trataron hasta de alcohólico, y justo me tocó venir siete años a un lugar que está prohibido el alcohol, je. ¡Mirá cómo me pagaron! En el fútbol, como en la vida, cuando se cierra una puerta se abren dos y fue lo que me pasó. En su momento Tabárez me dijo algunas palabras tan elogiosas que me convenció para integrarme a las selecciones juveniles”, dice con nostalgia.

Daniel Carreño
Daniel Carreño va siempre a ver a la selección en torneos como los Mundiales o las Copa América. FOTO: Archivo El País. 

Pero remarca que “me había entusiasmado. Creo que Bauzá se dejó llevar por algunos dichos de algunas personas no muy gratas. Tuve la posibilidad de hablarlo con él, fui a su comercio y lo encaré, pero no se animó a decirme en la cara lo que dijo delante de mucha gente. Yo no tenía que dar ninguna explicación y menos con el cuerpo técnico de la selección, que me conocen y saben cómo soy, la mancha no me tocaba con la gente de la selección, pero sí a un nivel directriz, me enojé mucho con Bauzá en su momento”.

Hoy Carreño tiene de ayudante técnico a Rodrigo Bengua, uno de los jugadores que hizo debutar en Wanderers. “Es más fácil que me puedas ver dirigiendo a un equipo como Wanderers que a un grande, porque es donde puedo desarrollar más la docencia y apostar a un proyecto”, concluye.

Daniel Carreño empezó su carrera como entrenador en Wanderers. FOTO: Archivo El País.
Daniel Carreño empezó su carrera como entrenador en Wanderers. FOTO: Archivo El País.
a un toque

Los entrenadores que le gustan...

"Simeone me hace repensar el fútbol. Es interesante cómo Gallardo maneja el grupo y cambia la táctica de partido a partido. Guardiola es admirable. Con Klopp quedé impactado con la manera de hacer jugar a Liverpool, cómo se expresa, cómo se viste. En Uruguay apareció una camada muy buena, como Alfredo Arias, Guillermo Almada, Diego Alonso, Paulo Pezzolano, Cacique Medina, Gustavo Munúa... Es impresionante cómo somos un país que sacamos tantos técnicos". 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados