EN ESPAÑA

Damián Suárez celebró sus 200 partidos en el fútbol español 

El "Zorro" es uno de los 10 uruguayos que llegaron a tantos juegos en la madre patria  y es ídolo en Getafe donde es el único sobreviviente del equipo que descendió. 

Damian
Zorro. Damián Suárez llegó a los 200 partidos en el fútbol español, algo que solo lograron diez uruguayos. Foto: EFE. 

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores

El viernes pasado Getafe le ganó 3 a 0 a Leganés, un partido considerado un clásico. El primer gol fue anotado por un uruguayo, Leandro Cabrera, con asistencia de otro: Damián Suárez. No fue un partido más para el “Zorro”, que llegó esa noche en Madrid a sus 200 partidos en el fútbol español. Una marca que no es para cualquiera y que sólo han logrado 10 uruguayos: Godín, Gonzalo Castro, Pandiani, Zalazar, Forlán, Poyet, Stuani, Santamaría y Mario Pini.

“Estoy feliz, feliz, porque las cosas me costaron durante todos estos años. Como a todos. Y llegar a 200 partidos en esta liga es muy importante para mí. Yo ni lo sabía, me avisó mi señora, Fabiana, que está más pendiente de todo eso que yo”, contó el defensa tras disfrutar de un fin de semana libre. Es que tras la victoria ante Leganés, el técnico, José Bordalás les dio dos días y medio libres. Es más, venían de tres derrotas y sin descanso.

“Volvimos de las vacaciones para encontrarnos con el Real Madrid, que nunca es fácil. Y después en la semana tuvimos Copa del Rey y quedamos eliminados con un equipo de Segunda B. El club apuesta mucho a la copa. El míster estaba caliente y nos quitó el día libre que teníamos para que nos pusiéramos las pilas. Además, venía el clásico. Por suerte pudimos revertir las cosas y lo ganamos. El castigo le dio resultado, esperemos que no lo siga haciendo. Je”.

Sus 200 juegos pasaron casi inadvertidos. “No le dije nada a nadie, ni a mis compañeros. Quería ver cómo iba el partido; cómo terminábamos. Ganamos el clásico y se me juntó todo. Después sí me felicitaron todos los compañeros, uno por uno”. Sin embargo, como el partido fue de noche y tarde, no dio para celebrar la importante ocasión. Nos fuimos derecho para casa”.

Tras el triunfo ante Leganés, y con los resultados de Real Sociedad y Valencia, Getafe quedó quinto a dos puntos de zona de Champions. “Está todo muy parejo. Todavía queda mucho. Hoy ganás y estás ahí arriba, pero mañana perdés y quedás séptimo u octavo. Como decimos siempre, un poco lo del Cholo Simeone: ir partido a partido. Y mejorar lo de la temporada pasada. Uno siempre se pone objetivos y la Champions es uno muy importante. Tenemos que trabajar en silencio y seguir sumando para terminar lo más arriba posible”.

Lleva ocho años y medio en España. Y en los 200 partidos tuvo que vérselas cara a cara con grandes figuras como Messi, Cristiano Ronaldo o el propio Luis Suárez. “Imaginate en ocho años y medio la cantidad de jugadores importantísimos que enfrenté. Pero Messi, Cristiano y Luis fueron los más complicados. Luis es una cosa de locos, es impresionante, pesado. No podés descuidarte porque te pasa por arriba. Y Messi y Cristiano son dos fueras de serie. Me impactó la presencia de Cristiano, lo grande que es, lo fuerte. Es competitivo y no se relaja nunca. Son cosas muy lindas que me van a quedar para siempre”.

LOS 100. Cuando cumplió los 100 partidos en Getafe le entregaron una plaqueta y una camiseta, por lo que seguramente, al duplicar la cifra, lo volverán a homenajear cuando enfrenten en casa al Betis. “Estoy muy feliz acá. Estos últimos tres años fueron muy buenos. Volvimos a Primera División y el equipo se metió en Europa. Y este año venimos muy bien encaminados”.

leganes
Clásico. Getafe venció a Leganés por 3 a 0 y quedó quinto en LaLiga, a dos puntos de la zona de Champions. Foto: EFE.

La baja de Leandro Cabrera, quien firmó con el Espanyol de Barcelona, le pegó fuerte a Damián y a los otros dos uruguayos del equipo, Mauro Arambarri y Mathías Olivera. “Es una bestia saltando a cabecear y defendiendo. Respeto su decisión, pero lo vamos a extrañar. Es una baja muy importante”, admitió quien de vez en cuando se junta con ‘Josema’ (Giménez) a comer un asado y se invitan a sus respectivos cumpleaños.

IDOLO. Tiene dos años más de contrato con Getafe, donde es ídolo indiscutido. Sobre todo porque se bancó el descenso y volvió a subir al año siguiente. Es más, es el único sobreviviente del equipo que bajó. “La gente me valora porque me quedé en el club y soy el único sobreviviente de ese momento feo. Este club me brindó todo y estoy feliz aquí. El presidente ya me dijo que quiere que siga muchos años en el club, pero el fútbol cambia día a día. Pueden pasar muchas cosas y hay que estar preparados”.

A pesar del tiempo que lleva en España, no tiene tono al hablar y se declara felizmente uruguayo. Su hija mayor, Martina (7 años), nació en Uruguay pero se fue a los 20 días y la más pequeña, Cayetana (5), nació en la madre patria. “Mis hijas te hablan como españolas, pero nosotros tratamos de hacerlo como los uruguayos. Yo por suerte siempre estuve rodeado de sudamericanos y eso me permitió extrañar menos y mantener la forma de hablar. Yo, bien uruguayo y feliz”, contó desde su casa en Boadilla del Monte, una zona muy tranquila donde viven muchos futbolistas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados