APERTURA

Dale más piola: van con la misma obligación

Peñarol busca ganar en el Franzini tras nueve años; los dos necesitan el triunfo para seguir arriba.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País

Prohibido perder. Ese parece ser el mensaje para el partido que esta tarde protagonizarán Defensor Sporting y Peñarol en el Estadio Luis Franzini. Aún con la mira puesta en las Eliminatorias, este choque se roba todas las miradas de los fanáticos futboleros.

El local, claro está, tiene más crédito. Está a un punto de la cima y aún debe jugar con Cerro. Sin embargo, este partido es de esos que marcan para qué estás en el campeonato. La visita, en tanto, llega con menos aire. Hoy a está a cinco unidades del "Villero" aunque aún debe un encuentro: el clásico.

La parada de hoy, al menos en los papeles, se presenta como una de las más complicadas que Peñarol puede tener en este Torneo Apertura. Vuelve al Franzini donde no puede ganar desde hace nueve años. La última alegría en dicho escenario ocurrió el 20 de abril de 2008 cuando con un gol del "Pollo" Olivera, el mirasol que dirigía Mario Saralegui se llevó el triunfo.

Desde entonces, Peñarol volvió al Parque Rodó en cuatro oportunidades y no pudo volver a sumar de a tres. En total, cosechó dos derrotas, dos empates, cinco goles en contra y dos a favor, lo que demuestra lo que le ha costado últimamente salir victorioso de ese lugar.

Fuera de allí, la historia cambia y se empareja mucho más. Para tomar como referencia, desde el gol del "Pollo" a esta parte, jugaron 16 veces en el Estadio Centenario. Allí, Peñarol ganó en seis oportunidades, sumó seis empates y solo perdió en cuatro ocasiones.

En el Campeón del Siglo, solo jugaron una vez desde su inauguración y justamente refiere al último antecedente: triunfo violeta por 2 a 0 con goles de dos protagonistas que hoy nuevamente estarán desde el vamos: Matías Cabrera y Gonzalo Bueno.

De pique, a ninguno le sirve el empate. Eduardo Acevedo y Leonardo Ramos ponen lo mejor que tienen con el objetivo de seguir en la pelea por el título. Esta semana, no hay ni Sudamericana, para uno, ni Libertadores, para el otro, que los desenfoque de este partido que puede terminar marcando el rumbo de cada uno en el certamen.

En Pichincha.

Buenas y malas noticias tuvo Acevedo a lo largo de esta semana para conformar el once. Entre lo positivo, se destaca que recuperó a su doble cinco. Carlos Benavídez y Mathías Cardacio volverán a saltar al campo tras superar sus diferentes molestias. En lo negativo, debió mover piezas para encontrar al sustituto de Mathías Suárez, expulsado el pasado fin de semana. Ayrton Cougo, otro producto genuino de la cantera, ocupará su lugar.

En Los Aromos.

Peñarol llega a este encuentro con dos bajas: Cristian Rodríguez, afectado a la selección uruguaya, y Gastón Rodríguez, suspendido.

El entrenador sorprendió en la semana. Los regresos de Iván Villalba y Lucas Hernández, que descansaron seis días atrás ante Rampla, no llamaron la atención pero sí lo hizo el sustituto del "Cebolla". Por características y porque a comienzos de torneo había arrancado como titular, todos los votos parecían ir para Matías Mier. El volante apareció entre los titulares en los tácticos, pero el jueves a última hora se conoció la decisión de que ni siquiera irá al banco de suplentes.

Por ese motivo, queda abierta la interrogante para ese puesto. Nicolás Dibble, casi siempre el primer cambio que hace el DT, corre con ventaja. Diego Rossi, de buenos minutos en los últimos encuentros, es otra alternativa.


Si no podés ver las alineaciones, hacé click aquí.

SE PRUEBA SIN EL "7"

Peñarol contrató esta temporada a Cristian Rodríguez buscando el salto de calidad que le faltó al equipo en el año anterior. Suma experiencia y roce internacional y también le agrega sentido de pertenencia. El "Cebolla" debutó en la segunda fecha ingresando a los 62 minutos ante Liverpool.

A la otra semana, ante Boston River, entró a los 56. Ya con ritmo de competencia, Ramos lo puso desde el vamos en la cuarta jornada ante Wanderers. Desde entonces, no salió más del equipo ni a nivel local ni internacional.

Aportó dos goles y es la manija futbolística del mismo. Hoy, siete partidos después y afectado por la selección, Peñarol deberá tomar el reto de demostrar que no depende pura y exclusivamente del volante número "7".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)