PEÑAROL

Da Silva no dio la charla

Peñarol volvió a entrenar, y el ánimo no era el mejor tras la eliminación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Regenerativo. Los que jugaron ante Luqueño entrenaron sin bromas, ni risas ni charlas.

Todavía no hubo charla del técnico Jorge Da Silva con sus jugadores tras la temprana eliminación del equipo de la Copa Sudamericana.

El plantel regresó ayer a entrenar en Los Aromos, pero el grupo se dividió en dos: los que cumplían con un trabajo regenerativo y los que hacían una hora de fútbol frente a Atenas de San Carlos, por lo que el "Polilla" postergó la conversación con sus jugadores para hoy.

El ambiente era extraño en el complejo aurinegro, estaba bastante caldeado. Como si la amargura por el duro golpe recibido el martes en el Campeón del Siglo se hubiera apoderado de todos. Esta vez no hubo risas y las palabras entre los jugadores fueron muy pocas.

Unos cumplían con el movimiento regenerativo en silencio y los otros intentaban concentrarse en el fútbol que llevaban a cabo frente al equipo dirigido por Adolfo "Fito" Barán. Es más, el equipo formado por Frascarelli, Rodales, Petryk, Quintana, Mathías Rodríguez, Nández, Freitas, Novick, Boselli, Urruti y Rossi ganó 2 a 0.

El gerente de fútbol Juan Ahuntchain, admitió que el miércoles no atendió el teléfono y prácticamente no salió de su dormitorio en todo el día. Fernando Morena dejó sus habituales bromas de lado y le costaba sacar los ojos del piso. Hasta Marcel Novick y Thiago Cardozo, quienes vienen cumpliendo largas recuperaciones, y observaban el entrenamiento a un costado de la cancha, parecían afectados. Como si ellos también hubieran jugado frente a Luqueño.

Extrañamente, el que más logró mantener la tranquilidad al otro día de la eliminación fue el presidente Juan Pedro Damiani. "Mantuve la calma, sí, deben ser los años. Uno va aprendiendo", dijo Damiani que ayer se encontraba trabajando en Buenos Aires como todas las semanas.

La necesidad de dar vuelta la página y meterse de lleno en el Campeonato Uruguayo Especial, es la consigna para los jóvenes y golpeados futbolistas carboneros. Y en eso seguramente hará hincapié hoy el "Polilla" en su charla.

Aunque en la mente del entrenador también está la próxima edición de la Copa Libertadores, quizás porque es su debe en el club. Y eso no significa que no se considere importante el campeonato local, en el que, por otra parte, Peñarol puede ser bi campeón uruguayo. Pero se entiende que para cuando llegue el momento de encarar la Libertadores, a fines de enero próximo, el equipo va a tener todo lo que le faltó ahora. Trabajo, meses de entrenar juntos y conocerse.

EN SANIDAD.

Trotes - Para dos.

Guzmán Pereira y Miguel Murillo trotaron recuperándose de sus respectivas contracturas.

Afuera - Hubo tres.

Ángel Rodríguez, Alex Silva y Maximiliano Olivera, observaron la práctica desde afuera.

Olivera - Gemelos.

Maximiliano Olivera apareció con contractura en los gemelos y se sumó a los lesionados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)