Danubio

En la Curva duerme un líder

Danubio logró su cuarta victoria consecutiva y aunque sufrió en el segundo tiempo, está en lo más alto de la tabla

Paulo Lima y David Terans en el Wanderers vs. Danubio. Foto: Francisco Flores
Paulo Lima intenta detener a David Terans. Foto: Francisco Flores

Danubio consiguió su cuarta victoria consecutiva en el torneo Apertura y quedó en lo más alto de la tabla junto a Peñarol, que sumó sin jugar porque le tocaba El Tanque, al menos hasta que esta tarde Nacional visite a Progreso.

Fueron dos tiempos bien distintos en el Parque Viera, pero en el primero los visitante fueron los grandes protagonistas. Es cierto que Wanderers recibió dos duros golpes ya en el inicio. Cuando iban apenas 6’ de juego Ignacio González tuvo que dejar la cancha lesionado. Y a los 13’, Danubio se puso en ventaja tras una llegada del “Puma” José Luis Rodríguez que levantó el centro para que Pablo Cepellini marcara de cabeza la apertura.

Los bohemios sintieron el golpe y Danubio lo aprovechó. El equipo de Peirano se mostraba confiado en la cancha. Y esto se debe seguramente al hecho de que el técnico ha repetido siempre la oncena y a que los buenos resultados le han permitido afianzar su idea.

Los de la Curva atacaban por los laterales, sobre todo por la derecha, y tuvieron varias posibilidad de aumentar la diferencia. La más clara fue de David Terans, que remató un tiro libre que dio en el travesaño.

Recién cerca de la media hora los bohemios pudieron acomodarse en el partido y tuvieron algunas chances: un tiro de Villoldo, otra de Rivero quien se demoró al rematar y la más clara una media vuelta de Bellini al final del primer tiempo.

Entusiasmado por esos últimos minutos, Wanderers salió muy distinto al segundo tiempo. De a poco comenzó a adueñares de la pelota y a mandar en el campo. Espinel mandó a Juninho y De Oliveira a la cancha.

El “Chapa” Blanco tuvo el empate, pero atajó Cristóforo en dos tiempos. Luego lo tuvo Rivero, pero volvió a tapar el arquero y Gastón Bueno hizo lo propio con Santiago Bellini, uno de los que más genero.

Danubio llegó varias veces de contragolpe, pero nada que ver con lo que había mostrado en el primer tiempo. Es más, sufrió hasta el final porque Wanderers, a veces con más ganas que fútbol, seguía apedreando su arco. Aunque mereció el empate, no lo consiguió y Danubio regresó feliz a la Curva de porque sigue arriba y porque iba a dormir como líder del Apertura.

técnico

Peirano destacó el cero en el arco

“Estoy muy conforme por el resultado y por la forma en que se dio. Fueron dos tiempos diferentes. En el primero deberíamos habernos ido con algún gol más. En el segundo las cosas cambiaron y Wanderers se vino arriba con muchos jugadores, pero otra vez pudimos mantener el cero en el arco”, dijo Peirano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)