JOYAS DEL ARCHIVO

Cumbre político-deportiva antes de la dura campaña rusa

Luis Franzini, Eduardo Pons Etcheverry, César Batlle Pacheco y Wilson Ferreira Aldunate aparecen en esta foto de abril de 1962: todo hace pensar en una reunión política con un invitado deportivo, el entonces presidente de Defensor.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luis Franzini

Sin embargo, fue una cumbre para tratar de destrabar un conflicto alrededor de la Selección uruguaya de fútbol. El dirigente blanco Pons Etcheverry era presidente de Nacional, pero estaba enfrentado con su correligionario —nacionalista y nacionalófilo— Ferreira Aldunate, entonces titular en ejercicio de la AUF. Todo a raíz de una gira celeste por Europa previa al Mundial de Chile 1962. Nacional se quejaba de que ese viaje afectaba su participación en la Copa Libertadores y Wilson defendía la gira, que él mismo había concertado. El choque fue duro y la AUF advirtió que los futbolistas que no fueran a Europa se quedarían sin Mundial.

Por iniciativa de Franzini, que además era político colorado, se planteó una mediación a Batlle Pacheco, el veterano jefe de la lista 14 colorada y número uno de la AUF cuando el triunfo de Maracaná. El hijo mayor de Batlle y Ordóñez recibió a Franzini, Pons y Ferreira en su despacho del diario El Día. Sin embargo, la negociación corrió grave peligro cuando Batlle Pacheco, furioso anticomunista, se enteró de que el último partido de la gira sería en Moscú ante la Unión Soviética. La propia mediación del dueño de El Día fue rechazada por algunos dirigentes tricolores, recordando que aquel —presidente de Peñarol cuatro décadas antes— había sido declarado "enemigo de la institución" por una asamblea.

Al final, Nacional autorizó la presencia de cuatro de sus jugadores en el plantel celeste. La gira resultó un desastre deportivo. En particular su cierre, con un 0 a 5 en Moscú, justo para alimentar los resquemores de César Batlle. Pero como suele ocurrir, la culpa de todos los líos la cargó el director técnico: al regreso fue cesado Juan Carlos Corazzo y en su lugar se designó un terceto, formado por Roberto Scarone, Hugo Bagnulo y Juan López, apenas 23 días antes del debut en Chile.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados