COPA AMÉRICA CENTENARIO

Se lo va a cuidar para la Eliminatoria

Uruguay no tendrá los gritos de Luis Suárez ante Venezuela. En la Celeste no quieren arriesgar al delantero en un torneo que parece armado para México. Ante Jamaica está en duda.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Suárez

Domingo 15 de junio de 2014. Al otro día del debut con derrota (3-1 ante Costa Rica) en la Copa del Mundo de Brasil, la selección emprendía el regreso desde Fortaleza hacia Sete Lagoas, localidad cercana a Belo Horizonte en la cual Uruguay tenía su búnker.

Luis Suárez, al igual que ahora, se había perdido el primer encuentro porque se encontraba en la etapa final de la recuperación de su operación de rodilla. Sin embargo, aquella misma mañana quedó claro que volvería para la segunda presentación, nada menos que ante Inglaterra, el país en el que jugaba para Liverpool.

"Lucho" volvió y fue héroe. Anotó los dos goles en la victoria 2-1 y demostró que no le pesó para nada el mes de inactividad con el que llegaba. Luego del inicio con derrota 3-1 a manos de México en la Copa América Centenario, volvió la incógnita: ¿Jugará contra Venezuela?

Es clave conseguir un triunfo ante la vinotinto en la segunda fecha para lograr el avance a cuartos de final, por lo cual la posibilidad de contar con la estrella del equipo resulta vital. Sin embargo, parece difícil que Suárez juegue. De hecho, no es la prioridad para la Selección en este momento.

Un error.

"Después de lo que hemos visto y hemos vivido en este comienzo de la Copa América, me queda la conclusión de que la Conmebol se equivocó al celebrar el centenario en Estados Unidos. No se debió haber jugado acá, porque este es un país que no siente el fútbol como lo vivimos nosotros. Debería haber sido en cualquier país sudamericano, pero no podría haber salido de nuestro continente", señaló a Ovación el presidente de la AUF, Wilmar Valdez, quien reconoció que no hubo más remedio porque los contratos estaban firmados desde hacía ya varios años y había que cumplirlos.

Por otra parte, la dirigencia uruguaya está convencida de que esta Copa América Centenario está diseñada para que la gane México, aunque no sería la primera vez que se le arruine la fiesta a un seleccionado que, como en este caso, oficia de local en todos los estadios estadounidenses.

Mientras los aztecas jugarán todo en el Oeste de Estados Unidos (Phoenix, Los Ángeles y Houston), el equipo que se suponía iba a ser su más fuerte rival (en este caso le tocó a Uruguay) jugará en el Oeste primero, luego viaja a la costa Este y retorna al Oeste, con todo el desgaste que ello significa.

Todo esto ha llevado a una conclusión: se le dará al torneo la seriedad que tiene y es aquí precisamente donde encuadra la situación de Luis Suárez.

El objetivo.

Recuperar al "Pistolero" es importante, pero tampoco existe urgencia. "Para nosotros es un orgullo y una gran señal de confianza que Barcelona nos haya permitido ocuparnos de la parte final de la recuperación de Luis y nosotros debemos responder a esa confianza. Queremos que juegue, por supuesto, pero solo si está al cien por ciento de sus condiciones. No se lo va a arriesgar", confió Valdez a Ovación.

La prioridad de Uruguay es tener a Suárez en plenitud para septiembre, cuando vuelvan las Eliminatorias, porque como lo dijo el maestro Oscar Tabárez en la conferencia previa al partido con México, "el gran objetivo para este cuatrienio es clasificar al Mundial de Rusia 2018".

El entrenador ya había tirado anteriormente el mensaje de que no sabía si considerar a esta Copa América Centenario como oficial, pues entiende que se trata de un certamen que está motivado más por intereses económicos que deportivos. Esa fue, entonces, la primera señal de que ser campeón era un deseo, pero no una inquietud, ni una obsesión. "Si perdemos no da para dramatizar", agregó tras la derrota ante México.

¿Cómo está?.

La meta de Uruguay respecto a Suárez es devolverlo al Barcelona en condiciones de jugar a partir de agosto, cuando inicie la pretemporada. Por lo tanto, si se recupera a tiempo jugará, pero la urgencia para este segundo partido ante Venezuela no es la misma que se tuvo frente a Inglaterra en la Copa del Mundo 2014.

Todo esto redunda en que Luis, que sigue moviéndose en forma diferenciada y si bien está en franca mejoría todavía no ha entrado contacto con la pelota, está prácticamente descartado para el juego con la vinotinto y muy en duda para volver ante Jamaica en el último juego del grupo C.

Uruguay no está dispuesto a perder la confianza ganada con Barcelona para regalarle la figura de Suárez a una Copa América que parece diseñada para que la gane México. Y un poco ese camino también han elegido Brasil y Argentina, el primero al no traer a Neymar y el segundo al no arriesgar a Messi al no estar en las mejores condiciones físicas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)